Youtube
JerryRigEverything

La plataforma no permitirá tutoriales con armas ni canales de promoción.


29 de Marzo de 2018

YouTube ha introducido nuevas restricciones en su normativa para acabar con los videos sobre armas de fuego. La red ha avisado a los creadores que a partir de abril prohíbe los videos donde se enseñan o promocionan armas y ya ha empezado a cerrar canales dedicados a esto.

Estas medidas llegan después que se haya reabierto el debate sobre el control de armas en Estados Unidos. Hasta ahora la permisividad de YouTube había convertido la plataforma en la red favorita de muchos defensores de las armas, y una simple búsqueda de “cómo construir una pistola” presenta más de 25 millones de resultados.

Entre las prohibiciones contempladas en la nueva normativa están los videos que enseñan a montar y desmontar armas de fuego. Además, según explica Bloomberg, YouTube prohibirá también videos que promuevan o enlacen a páginas web de venta de armas y accesorios.

El cierre de canales ya ha empezado: este martes un productor de videos sobre armas denunció que YouTube había suspendido su canal Spike’s Tactical, aunque de momento ha sido reactivado. El propietario del canal InRange TV ha decidido trasladar todos sus videos a una página de contenidos para adultos porque teme el cierre de su canal.

Hasta ahora YouTube solo prohibía la venta de armas de fuego a través de la plataforma pero muchos usuarios denunciaban su permisividad con los videos que promocionaban el uso de armas de fuego, bombas y otras armas que pueden matar.

Por otro lado, la Fundación Nacional de Tiro Deportivo de Estados Unidos cree que con estas medidas se bloqueará mucho más contenido del que se pretende. Según la Fundación, no solo se eliminarán videos que promueven las armas sino también clips “educativos” sobre el tiro deportivo y hasta contenido “con fines de seguridad”.

YouTube ya ha reajustado su normativa este año para hacer frente a varios escándalos relacionados con contenido ofensivo o inapropiado. El caso más polémico fue el del youtuber Logan Paul y sus escandalosos vídeos que incluían escenas de maltrato animal.

Aún así, la plataforma de vídeos propiedad de Google apuesta por cerrar el mínimo de cuentas posible, excepto si publican contenido relacionado con terrorismo. En la mayoría de casos YouTube solo amonesta a los creadores y suspende sus cuentas durante unos días o semanas.

Noticia publicada en lavanguardia.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here