Una trucha ataca a una libélula y la caza en pleno vuelo

trucha
El momento exacto de la espectacular picada. / YouTube

Cuando el hambre llama a tu puerta, cualquier oportunidad de bocado tiene que ser aprovechada. La voracidad de esta trucha está fuera de toda duda.

Esta es una de esas imágenes espectaculares que se viven en directo muy pocas veces. En el vídeo vemos cómo una trucha de buen tamaño acecha a una libélula que planea por encima del agua.

Al comprobar que el insecto no bajaba a la superficie del agua, el pez decidió atacar. La trucha aceleró debajo del agua, aleteó con fuerza para salir propulsada y de un salto, devoró a la libélula en el aire.

Aquí tienes el vídeo para que disfrutes;

https://www.instagram.com/p/CF6HpoFDmC-/

Pesca una trucha y la cocina en el propio río

La trucha para el pescador es como la caza del jabalí o la perdiz para el cazador. Es una especie que vuelve absolutamente loco a quien tiene la suerte de clavar algún ejemplar y disfrutar con su enorme bravura.

En el siguiente vídeo podrás acompañar a este pescador en una aventura de 48 horas por la montaña, pescando truchas a mosca. Además, el autor del vídeo consigue pescar un fabuloso ejemplar usando su cebo secreto y la cocina en el propio monte

Aquí tienes el vídeo de la fascinante aventura de pesca de truchas de montaña:

Un pescador comparte río con dos ciervos

Norteamérica es un verdadero paraíso para los pescadores a mosca de de trucha todo el mundo y también para la caza. La grandísima cantidad de ríos que discurren por sus zonas más salvajes brindan la opción de clavar la trucha de tus sueños. Y eso es lo que estaría pensando el protagonista del siguiente vídeo.

En las imágenes vemos a un pescador a mosca, posando su señuelo en las aguas de un río y, a escasos metros, un enorme ciervo bebe y ‘berrea’ sin importarle la presencia del hombre.

En la escena también aparece una hembra que tampoco rehuye la presencia del pescador. La llamada de celo de esta raza de ciervos americanos o wapití es muy diferente a la del venado que conocemos. En lugar de ser un bramido como tal, estos cérvidos lanzan un agudo silbido que debe dejarte sordo si te pilla tan cerca como al pescador.

Aquí tienes las sorprendentes imágenes: