Un ibex ‘apedrea’ a Pedro Ampuero mientras caza con arco por un barranco

caza con arco

Ocurrió en su último viaje a las montañas de Pakistán y es que la caza con arco de alta montaña no está exenta de riesgos y aventura.

Por Carlos Vignau

caza con arco

La caza con arco tiene cierto componente de aventura y tensión innegable. El mero hecho de tener que acercarse a escasos metros del animal que quieres cazar ya implica entrar en su territorio, donde él tiene todas las de ganar.

Una bocanada de aire traicionera o el ligero chasquido de una ramita bajo tus pies en el momento definitivo pueden echar a perder horas o incluso días de rececho.

Lo que no te esperas es que enfrentándote a un rebaño de cabras, tu vida esté en peligro. Esto es lo que le sucedió a Pedro Ampuero en su última visita a las agrestes montañas de Pakistán. Su objetivo en este viaje de caza con arco era hacerse con un buen ibex.

Mientras recechaban por un abrupto barranco, un rebaño apareció por la zona más alta, por encima de ellos. Las cabras comenzaron a moverse provocando el desprendimiento de varias piedras de considerable tamaño. Estas rodaron a gran velocidad ladera a bajo, aterrizando a los pies de Ampuero.

Desde luego una aventura extrema que podía haber acabado en accidente pero que por fortuna sólo quedó en anécdota y en un vídeo de lo más curioso.

Conejos y caza con arco: una modalidad al alcance de unos pocos

La caza con arco es todo un arte que Pedro Ampuero ha conseguido llevar al siguiente nivel.

Le hemos visto soltando flechazos a jabalíes, corzos o venados pero también ha paseado su arco por el extranjeroNi los complicados tures del Caúcaso ni tampoco los rebecos de Nueva Zelanda se han resistido a sus aptitudes como arquero.

Este vídeo es muy diferente a todos los que solemos ver de Ampuero. Aprovechando uno de sus viajes de caza por Nueva Zelanda le propusieron dar una mano a los conejos. Todo un reto y una experiencia única si tenemos en cuenta que se trata de cazarlos con arco y flecha.

Las imágenes que vas a ver a continuación son espectaculares. Muchos de los lances están grabados a cámara superlenta por lo que son aún más espectaculares si cabe.