Aragón

Se prevé que haya pocos deportistas por el excesivo caudal de los ríos y el “desánimo”.


18 de Marzo de 2018

La temporada de pesca de la trucha arrancó el sábado, 17 de marzo, de manera oficial en Aragón, día en el que se esperaban “pocos” pescadores en los ríos. Por la Federación Aragonesa de Pesca y Casting (Fapyc), José Pablo Manau estima que la ocupación de los cotos no llegará al 20 por ciento, cuando “antaño se llenaban el primer día”. Manau alude, por una parte, al “desánimo” en la pesca en los últimos años y, por el otro, a la “muy adversa” climatología de los últimos días, con abundantes precipitaciones que han hecho que el caudal los ríos sea excesivo. Por ello, “muchos deportistas de la pesca esperen tiempos mejores para acercarse a nuestros cauces y embalses.” José Pablo Manau recuerda que una parte del Plan General de Pesca de Aragón, que vio la luz el pasado 14 de febrero, fue impugnada ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón, en lo que afecta a tres especies piscícolas como son la trucha arco iris, el black-bass y la carpa. Se consiguió la paralización cautelar de algunos de los artículos que afectaban a estas especies, que ahora se podrán seguir pescando en captura y suelta.

Las especies que pueden ser objeto de pesca en Aragón son la trucha común, el barbo común o de graells, el gobio, el piscardo y la tenca. Y como método de disminución de sus poblaciones y de posible erradicación, se podrán pescar las siguientes especies consideradas exóticas: trucha arco iris, carpa común y sus variedades, y el black bass.

La temporada hábil de pesca de la trucha en tramos libres extractivos y cotos sociales extractivos va desde el 17 de marzo al 31 de agosto ambos inclusive. Y el periodo hábil para la pesca en captura y suelta en los cotos sociales de captura y suelta se amplía hasta el 31 de octubre.

Noticia publicada en diariodelaltoaragon.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here