Agentes del Seprona
Lanza digital

La temporada de caza 2016-2017 que  terminó el martes pasado se ha saldado en Ciudad con siete accidentes -ninguno mortal, aunque varios por disparo-, y más de quinientas actuaciones del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, de las cuales la mitad dieron pie a denuncias por infracción administrativa.


06 de Marzo de 2017

No son datos abultados, y “bajísimos”, en el caso de los accidentes, según el teniente  de la Guardia Civil Esteban de Diego, jefe del Seprona en Ciudad Real, si se tiene en cuenta que en Ciudad Real hay unas 20.000 licencias de caza, y los datos abarcan  los doce meses que van desde el final de la temporada anterior (febrero de 2016), a la recién clausurada.

La mayoría de infracciones, el 80%, se detectan en época hábil excepto las penales o relacionadas con la caza furtiva, estas últimas sobre todo en la época de berrea.

“Pese a lo que pueda parecer desde fuera, para nosotros la caza es casi el menor de nuestros problemas. Con carácter general la ley se cumple, es una actividad regulada, muy conocida y arraigada”, subraya el teniente.
De hecho asegura que las denuncias por maltrato de animales domésticos son el delito ambiental que más ha subido en el último año, pero desligado de esta actividad.

“El maltrato animal no se le puede achacar ni a la caza ni a los cazadores, aún cuando haya algunos casos que los cometa un cazador”, señala el teniente jefe del Seprona, “no tenemos ni cifras, ni la impresión de que el problema del maltrato animal tenga nada que ver con la caza”, apostilla.

Puedes ver la noticia completa en lanzadigital.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here