PPA
AEP

La RFEC solicita a los organizadores de cacerías y a los cotos de caza un ejercicio de responsabilidad para impedir que esta patología llegue a España a través de la importación de jabalíes europeos infectados.

La Federación de Caza insta al sector cinegético a denunciar cualquier práctica de importación irregular de jabalíes de la que tenga conocimiento.


28 de Abril de 2018

La RFEC, plenamente consciente de las nefastas consecuencias que acarrearía la aparición de un brote de Peste Porcina Africana en España (como así ha ocurrido estos días en Hungría y en los dos últimos años en varios países del Este europeo), ha exigido mediante documento jurídico a la Comisión Europea (CE) que prohíba el movimiento comercial de jabalíes en Europa mientras se modifica la legislación en materia de exportación/importación de animales silvestres, y más cuando existe un riesgo sanitario de estas características.

Los jabalíes con sus movimientos naturales están provocando la expansión de esta enfermedad por toda Europa haciéndose necesario el control exhaustivo de esta especie, por lo que la RFEC se opone a la importación “de cualquier ejemplar” para su aprovechamiento cinegético en España, ya que de manera natural el riesgo de llegada y contagio en España se reduce enormemente.

“La llegada de un único animal infectado tendría consecuencias desastrosas tanto para nuestro sector porcino como para el cinegético, y hay que hacer todo lo que esté en nuestra mano para impedirlo”, afirma la RFEC.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha puesto en marcha un protocolo de cuarentena para jabalíes procedentes de otros estados de la Unión Europea, dado que la prohibición de las importaciones que cumplan con la normativa comunitaria de movimiento de animales por parte del Gobierno español no es posible por el momento.

Por ello, desde la RFEC piden “encarecidamente” a los orgánicos que sean “consecuentes con el grave riesgo” que supone la entrada de un animal infectado “y desistan de importar jabalíes”, ha declarado el presidente federativo Ángel López Maraver”.

Restringir el movimiento de los jabalíes en Europa “es obligado para impedir un daño irreparable”, sostiene la RFEC, señalando que en estos momentos “los cazadores deben ser conscientes que un jabalí de dudoso origen puede causar un problema epidemiológico nacional”, que supondría la ruina del sector porcino español y la muerte de un tanto por ciento muy importante de nuestro jabalí autóctono.

“Es necesario que organizadores y acotados realicen un ejercicio de responsabilidad por encima de intereses económicos“, ha afirmado el presidente de la RFEC, añadiendo que la caza “no puede ser señalada como la causante de la entrada del virus y de las pérdidas irreparables que originaría un brote de PPA en España”, instando, así mismo, al sector cinegético a denunciar cualquier práctica de importación irregular de jabalíes de la que tenga conocimiento.

Informa RFEC

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here