Así se restaura una escopeta vieja para dejarla como nueva

escopeta vieja
Así quedó una escopeta que estaba oxidada

En este vídeo podrás asistir, paso a paso, al proceso de transformación de una escopeta vieja cubierta de óxido en una auténtica joya de exposición.


Redacción Cosas de Caza y Pesca

escopeta vieja
Así quedó una escopeta que estaba oxidada

Muchos cazadores hemos heredado en algún momento de nuestra vida alguna escopeta vieja que ni siquiera estaba en condiciones de ser disparadas. Armas oxidadas que pertenecían a familiares o a los que fueron nuestros maestros de la caza con un gran valor afectivo. Por eso las conservamos como un auténtico tesoro.

En ocasiones son armas tan deterioradas por el óxido y el paso del tiempo que sólo los armeros profesionales pueden devolver la vida a una escopeta vieja o darle un lavado de cara si nuestra intención es decorar con ella nuestro salón de caza.

Cómo restaurar una escopeta vieja, paso a paso

El canal de YouTube Ramdon Hands, dedicado a la restauración de armas de fuego y cuchillos, entre otros, ha publicado un vídeo en el que muestra paso a paso cómo un artesano transforma una escopeta vieja en una auténtica joya digna de exposición.

Lo primero que hizo este artesano fue desmontar y separar todas las piezas de la vieja escopeta. El óxido cubría por completo las partes metálicas, así que necesitó una buena paciencia y aceite para desatornillar algunos tornillos que se resistían.

Fuera óxido

El vídeo muestra el minucioso trabajo que es necesario para conseguir retirar por completo el óxido de las resto de piezas metálicas, incluso las más pequeñas. Para las más grandes, cañones incluidos, este artesano recurrió a las lijas adecuadas para conseguir el acabado perfecto.

Por último, tras aplicar el tratamiento a la madera, el artesano le incorporó una una cantonera color oro que había fabricado. Una vez montada, la escopeta vieja se había convertido en una pieza de exposición.

A continuación puedes ver el vídeo. Disfruta.

Por qué debemos limpiar nuestras escopetas y rifles

No nos cansaremos de repetirlo. Realizar un adecuado mantenimiento de nuestras armas de fuego no sólo prolongará su vida. También es una de las mejoras maneras de evitar accidentes. Además, si realizamos una limpieza de manera periódica el trabajo será mucho más sencillo y evitaremos que algunas partes, como la madera, sufran daños difícil de subsanar.

No sólo debemos limpiar nuestros rifles y escopetas al finalizar la temporada de caza. Después de una jornada lluviosa en el campo, por ejemplo, debemos secarlas a conciencia y engrasarlas, sin olvidarnos de limpiar el interior de los cañones con una baqueta y aplicar productos específicos para su cuidado.

Así que, ya lo sabes. Esta cuarentena, entre vídeo y vídeo de Cazaflix, saca tus armas del armero y esmérate a fondo para dejarlas impolutas. Ahora no tienes excusa.