Palabra
Pablo Iglesias, líder de Podemos.

Podemos Andalucía ha presentado en el Parlamento Andaluz, con el respaldo de treinta colectivos ecologistas anticaza y animalistas, una proposición de ley para la reforma de la Ley de Bienestar y Protección Animal en esta comunidad que atenta contra los intereses del sector cinegético y supone una traición hacia los cazadores, toda vez que el pasado febrero la formación morada expresó a la RFEC su apoyo a la caza social.


13 de Abril de 2018

Tanto la RFEC como la Federación Andaluza de Caza (FAC) quieren expresar públicamente su indignación con la postura de Podemos Andalucía, que choca de frente con lo expresado por los representantes de Unidos Podemos al presidente de la RFEC a finales de febrero, donde trasladaron su respaldo a la caza sostenible y social.

Ambos órganos federados no comprenden que, tras haber agradecido a la RFEC su apoyo en el conflicto con PACMA, la postura de la formación morada ahora traicione al sector cinegético con una proposición de ley que desde Podemos Andalucía se denomina en sus redes sociales como “Ley Animalista”, lo que evidenciaría una clara contradicción con el posicionamiento favorable a la actividad cinegética que Podemos remitió a la RFEC a través de un documento marco de apoyo a la actividad.

Cabe recordar que esta postura se une a la reciente propuesta de Unidos Podemos de modificación del Código Penal en materia de maltrato animal sin contar con el sector cinegético nacional. Algo que sorprende tanto a la RFEC como a la FAC tras expresarles personalmente sus representantes que la formación morada mantendría un contacto “más directo y fluido” con el sector para los temas que afectasen a la actividad cinegética. “Algo que claramente no ha cumplido“, indican desde la entidad federativa.

Podemos ha vuelto a claudicar ante el sector animalista, traicionado al colectivo cinegético andaluz, al que no ha consultado ni informado, con esta reforma que, de aprobarse, afectaría claramente a la caza”, ha asegurado Ángel López Maraver, tras conocer que entre las propuestas se incluye la prohibición de las competiciones de tiro a pichón o la instalación de vallados, prioriza el control poblacional sin muerte en especies silvestres, aumenta las exigencias para el transporte y alojamiento de perros, y pide que las prácticas cinegéticas no autorizadas sean sancionadas como infracciones por la Ley de Protección Animal y no por la de Caza.

Informa RFEC

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here