Una piara de jabalíes es arrollada por el tren Transiberiano

jabalíes

La manada de jabalíes debió cruzar las vías en el peor momento, justo cuando el tren pasaba por ellas, atropellando a los animales que quedaron tendidos en la nieve.

Por Carlos Vignau

jabalíes

El legendario tren Transiberiano acabó con la vida de esta piara de jabalíes, mientras discurría por una de las vías en el tramo ruso.

Por si no lo conoces esta es una red ferroviaria de carga y viaje comercial que une la parte europea de Rusia con las provincias del océano Pacífico, además de MongoliaChina y Corea del Norte. La línea original, con una longitud de 9.288 kilómetros, se finalizó en el año en 1904, recién estrenado el siglo XX. Con el paso de los años se han ido realizando ampliaciones con otras tres rutas y varios ramales más, alcanzando la enorme cifra de 10.267 kilómetros totales.

Aquí tienes el vídeo que prueba el fatal accidente:

Más accidentes ferroviarios provocados por jabalíes

Un jabalí interrumpió el 30 de diciembre el tráfico ferroviario entre las ciudades italianas de Siena y Empoli. La máquina atropelló al animal y, debido al impacto, debió interrumpirse la circulación de otros trenes por la misma vía hasta con 45 minutos de retraso.

En concreto, el impacto del macareno con el tren ocurrió entre Granaiolo y Certaldo, en la zona de Castelfiorentino. Según narra el medio La Nazione, incluso algunos de los trenes fueron cancelados por completo debido al suceso.

En este enlace se encuentra toda la información oficial sobre cómo afectó éste a la normalidad ferroviaria entre las ciudades.

Un tren atropella a un cochino y los viajeros tienen que continuar en autobús

Según informa La Opinión de Zamora, los usuarios del tren que une Valladolid con Puebla de Sanabria (Zamora) vieron cómo su viaje se interrumpía en noviembre de 2016. El motivo: el ferrocarril había atropellado un jabalí.

El accidente se debió a que el suido cruzó la vía en una zona donde, según informa el alcalde de Toro Tomás del Bien, hay abundante fauna. Se trata de una zona que coincide con el antiguo campamento militar de Montelarreina, que tal y como afirmó el alcalde «se ha convertido en un reservorio de jabalíes».

Además expresó su malestar por la falta de control que hay sobre las poblaciones salvajes de la zona, donde se producen múltiples accidentes con fauna en las carreteras.