Policía Foral

Varios agentes adscritos a la comisaría de Alsasua han sufrido de madrugada un siniestro vial cuando circulaban por la autovía A-10.


7 de Septiembre de 2017

Nadie está libre de sufrir un accidente cuando circula en carretera, ni tan siquiera los policías. Y así lo demuestra el susto que han vivido esta pasada madrugada de domingo a lunes unos agentes de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Alsasua.

Un coche patrulla de los agentes ha sufrido un accidente cuando circulaba en la autovía A-10 a la altura de la localidad navarra de Bacáicoa. El vehículo de los policías se ha topado con un jabalí, al que ha acabado arrollando.

Ninguno de los policías ha resultado herido y el atropello se ha saldado únicamente con daños materiales. Precisamente éste tipo de siniestros suele ser una de las atenciones que más realiza el cuerpo foral desde que en 2014 entró una modificación legal que afecta a los seguros de los automóviles.

Para que el seguro automovilístico pueda cubrir el coste del arreglo del vehículo es necesario presentar las diligencias realizadas por la policía en el lugar del siniestro, además de tener contratada una cobertura de siniestros con fauna cinegética.

Noticia publicada en navarra.elespanol.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here