Un oso destroza una colmena en busca de miel y las abejas se vengan

oso

Este enorme oso se sentía atraído por la dulce miel de una colmena pero a las abejas no les gustó demasiado que destrozara su almacén.

Por Carlos Vignau

oso

Desde pequeños hemos oído que los osos son tremendamente golosos. Como si se tratara de una serie de dibujos animados, este enorme oso no pudo reprimir su atracción por la miel de estas colmenas de abejas.

En este vídeo vemos a un enorme oso que ya ha destruido por completo una colmena de abejas. Su objetivo: la miel que se esconde en su interior.

Esta invasión no es bien recibida por las abejas, que no dudan en lanzarse con el aguijón en ristre para defender su hogar.

Picotazo tras picotazo, los insectos tratan de paralizar al invasor gigante que seguro que no olvidará ese día en el que se levantó con antojo de dulce.

Este oso no era tan goloso: atacó a una pareja

Una mujer y un hombre estadounidenses se libraron de una muerte casi segura después de que una osa y sus dos cachorros entraran en su casa de Colorado y tuvieran que defenderse con un bate. Los afectados, de nombre Jon Johnson y George Ann Field, acabaron con rasguños en su cara, brazos y pecho. Además, le mostraron en vídeo a la cadena CNN el momento en que los osos entraron en su domicilio.

El hombre relata que estaban viendo televisión en la sala cuando escucharon ruidos en la cocina. Los dos pensaron que se trataba de un mapache por lo que el hombre se levantó del sofá y se acercó sigilosamente hacia la cocina para asustar al animal. Sin embargo, se encontró de frente al plantígrado, que comenzó a atacarle.

La osa golpeó al hombre y lo rasguñó en la cara, los brazos, pecho y abdomen. «Lo único que recuerdo, sinceramente, fue ver una gran mancha marrón frente a mí, y la golpeé lo más fuerte que pude, con ambas manos y salió corriendo hacia la puerta», dijo al citado medio el hombre. Posteriormente, su mujer la golpeó con un bate para espantarla.

Después del ataque, los funcionarios de conservación de la vida salvaje buscaron al animal y lo capturaron, tal y como obliga una ley de Colorado que establece que cuando un oso ataca a un humano, debe ser sacrificado. Este es el vídeo del incidente: