Furtivismo
Guardia Civil

Además, pide a los cazadores que colaboren en todo lo posible.


9 de Febrero de 2018

La ONC considera muy positivas las operaciones de la Guardia Civil contra el furtivismo, una de las principales lacras que sufre el sector de la caza. El último caso desvelado por la Guardia Civil se ha producido en la zona de la Sierra de Gredos, donde los furtivos están causando daños a la población de macho montés.

El gran trabajo de los agentes del SEPRONA ha permitido localizar a 4 personas a las que se les achacan en un caso un delito contra la Flora y la Fauna y en el resto infracciones de la Ley de Caza de Castilla y León y de la Ley de Seguridad Ciudadana. La ONC confía en que los furtivos sufran el máximo castigo previsto dentro de la legislación.

La Oficina Nacional de la Caza apoya este tipo de actuaciones y anima al Seprona a seguir con su magnífico trabajo en este campo. Además, la ONC pide a todos los cazadores que se impliquen en la lucha contra el furtivismo y que colaboren en todo lo posible con la Guardia Civil para acabar con esta actividad.

Y es que el furtivismo genera un triple impacto en el sector cinegético. Por una parte, provoca un daño económico, puesto que los ejemplares que se obtienen de manera furtiva suponen un impacto directo sobre los cotos, ya sean sociales o privados. Además, se causa un daño en la gestión cinegética, ya que las piezas abatidas de manera incontrolada se salen de los cupos establecidos para los cotos. Por último, se hace un daño tremendo a la imagen del sector, que de forma indeseada se ve asociada a estas prácticas ilegales.

Por todo ello, la ONC considera que los furtivos no pertenecen al sector de la caza, ya que no aplican los valores propios de la actividad cinegética, buscando, únicamente, su propio beneficio y sin tener en cuenta ningún otro criterio de gestión o de conservación.

Informa ONC

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here