Un macho montés calma su sed en la piscina de este hombre

macho montés

Cuando el calor aprieta, cualquier punto de agua es bueno para echar un trago rápido. Que se lo digan a este macho montés…

Por Carlos Vignau

macho montés

Que el calor y el verano altera la sangre a más de uno es un hecho que muchos podrán contrastar. Además, con la subida lógica de las temperaturas, cualquier oasis que permita beber un buen trago de agua fresca provoca que algunos animales, como este macho montés, bajen la guardia.

El animal se acercó a una piscina, hincó las rodillas en el bordillo y comenzó a calmar su sed ante la presencia del propietario del ‘charco, que no dudó en echar mano de su teléfono móvil para inmortalizar la escena.

Puedes ver el sorprendente documento a continuación.

Más animales sedientos en pleno verano

Si antes era un macho montés el que calmaba su sed con la ayuda del hombre, ahora el protagonista es muy diferente.

El vídeo que te mostramos a continuación es de los más curiosos que Cosas de Caza y Pesca ha publicado. Nuestro seguidor Iván Lombardo Fernández, de 23 años de edad y natural de Granada, es el protagonista de las imágenes junto al animal. En ellas se ve cómo una lagartija bebe sin cesar de un tapón de botella lleno de agua que el joven Iván sostiene en su mano.

«Era pleno mes de agosto y fui ayudar a mi padre, que es el guarda de un coto de caza», ha comenzado explicando Lombardo. «Estábamos en el campo sentados, bebimos de la garrafa y se cayó una gota encima de una piedra, por lo que vimos que inmediatamente salió el animal a beber», explica. «Entonces, pensamos que podíamos darle agua, y la imagen fue muy curiosa», señala el cazador. «Con lo esquivas que son las lagartijas, es sorprendente ver cómo se acercaba y no se quería ir hasta que se llenase de agua», añade Lombardo.