Los nervios de este niño durante una espera conmueven a los cazadores

cazador

La ilusión que desprende este niño cazador mientras realiza un aguardo con su padre pone los pelos de punta.

Por Carlos Vignau

cazador

Cierra los ojos y deja volar la imaginación. Trata de alcanzar ese primer recuero; ese primer día en el que acopañaste a tu padre como morralero a los conejos, tu primera perdiz o tu debut en una montería.

Seguro que eres capaz de recordar hasta el mínimo detalle y es que ese tipo de vivencias son las que marcan el carácter y la personalidad del individuo y, en el caso de los cazadores, encauzan su camino en en mundo de la cinegética.

Un ejemplo claro de todo esto es el siguiente vídeo. Un niño acompaña a su padre en un aguardo cochinero. Ambos cazadores se encuentran apostados en un puesto elevado. El pequeño no deja de temblar. Acaba de disparar sobre su primer jabalí y la emoción recorre su diminuto cuerpo como una centella. No puede hacer nada para evitarlo. Tan sólo saborear cada segundo porque acaba de vivir algo que no se le va a olvidar el resto de su vida.

Aquí tienes el entenecedor vídeo:

Un cazador de tan sólo cuatro años

Muchos aficionados a la caza lo son porque con el paso de los años han ido descubriendo las maravillas del mundo cinegético pero, muchos otros, lo son porque llevan impresa su afición en el código genético.

Este es el caso de Jairo, un jovencísimo galguero de tan sólo 4 años de edad que ha enamorado y emocionado a partes iguales a todos los cazadores que han visto su vídeo en las redes sociales.

En el documento vemos al diminuto ‘cazador’ con sus dos galgos traillados. La sonrisa en la cara del pequeño es notable, se palpa que la felicidad le invade cuando está en el campo, disfrutando con sus perros.

Además, el galguero es capaz de simular un lance que seguro vivirá dentro de unos años: imaginando que levanta una liebre de su cama, el pequeño libera a sus dos galgos para que comiencen la carrera de sus sueños.

Tranquilo Jairo, con la afición que demuestras tener, seguro que llegarán lances como el que has imaginado… Contigo, el futuro de la caza está más que asegurado.

Aquí tienes el fantástico vídeo: