TSJ

Presentan alegaciones a la estrategia que elabora el Principado y dicen que «es un problema ambiental que afecta al 57% del territorio»


28 de Abril de 2018

La Coordinadora Ecoloxista d’Asturies ha presentado una serie de propuestas a la estrategia regional contra el uso de venenos, que está elaborando el Gobierno regional. Entre esas propuestas destacan una serie de medidas cautelares que, en opinión de los conservacionistas, se deberían poner en marcha cuando se detectara la presencia de venenos en los montes. Esas pasarían por la supresión de la caza para facilitar las labores de búsqueda e investigación, así como preservar la seguridad alimentaria, y la prohibición del pastoreo o tránsito de ganado «durante un tiempo de control y vigilancia».

La Coordinadora también propone la monitorización de las zonas con más casos de venenos, mejorar el control de los animales domésticos asilvestrados, agilizar los pagos por los daños causados por la fauna salvaje y denunciar públicamente los casos conocidos de usos de venenos.

Según explican los conservacionistas, «estamos hablando de un grave problema ambiental, que afecta al 57% de la superficie asturiana». Lo focalizan en el sur de la región, concretamente en los concejos de Cangas del Narcea, Cabrales, Peñamellera Alta, Tineo y Caso. Además, apuntan que «esta misma semana aparecieron dos buitres en Proaza echando sangre por el pico, que acabaron muriendo».

En su opinión, el Principado «minimiza el diagnóstico» de este problema, pues «para nada se citan unas prácticas delictivas por parte de algunos vecinos, cazadores y ganaderos en algunas zonas de Asturias de forma continua. Los venenos se usan para eliminar otros muchos animales además del lobo»

Noticia publicada en elcomercio.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here