«Es como un duende, sabemos que está, pero nadie le ve. Es un lobo moderno que no se asusta ni de los voladores de las fiestas», dice el propietario.


03 de Marzo de 2017

Una manada de lobos atacó a las diez de la mañana del pasado martes a un poni que se encontraba a doscientos metros de las casas en la localidad valdesana de Setienes. El animal, llamado Torres, tenía cinco años y estaba paciendo entre los árboles de una pumarada, cuando a plena luz del día fue atacado por los cánidos.

Para el propietario, Jesús Segurola, no es el primer ataque a su ganadería «hace tres años tuve dos ataques en el que me mataron siete y tres ovejas». Los vecinos se mostraban ayer temerosos ante la posibilidad de que los lobos pudiesen volver, y están tomando medidas como dejar los «cuernos largos a sus reses para que se defiendan», apuntó Segurola. A su juicio el lobo «es como un duende, sabemos que está, pero nadie le ve. Es un lobo moderno que ya no se asusta ni de los voladores de las fiestas».

Noticia publicada por el comercio.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.