Jabalíes
E.C.

En los últimos diez días, la presencia de suidos se ha incrementado y los agentes deben intervenir para conducir a los animales a la zona rural.


25 de Abril de 2017

El barrio de La Florida ha sido la última zona de la ciudad en recibir la visita de los jabalíes. Fue la madrugada de ayer viernes cuando cuatro suidos se pasearon por las calles de José María Fernández Vuelta y de Marcelino Suárez. Un vecino de esta última calle alertó a la Policía Local, a las seis menos veinticinco de la madrugada, de la presencia de los cuatros jabalíes.

Los agentes controlaron a los animales y los recondujeron hacia la zona boscosa de La Florida para alejarlos del núcleo urbano. Con esta última actuación y desde el 1 de enero, la Policía Local ha realizado veintidós intervenciones similares. Practicamente, una actuación a la semana. Actuaciones que han ido en aumento a lo largo de este mes de abril. «En los últimos diez días ha habido nueve intervenciones policiales», cifró el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, casi una por día. La más reseñable fue la del pasado 14 de abril. Dos agentes municipales abatieron a tiros a un jabalí en la glorieta de Fozaneldi ante el inminente peligro de que pudiese acceder a la autopista y causar un grave accidente.

El paseo de lo últimos suidos vistos en la madrugada del viernes por el barrio de La Florida fue más tranquilo pero no ha dejado indiferente a los vecinos del barrio. El presidente de la asociación vecinal Emilio Peña aseguró que llevan sufriendo desde «hace años» problemas con estos animales salvajes. «Has hecho varias incursiones en el centro mismo del paseo de La Florida», apuntó.

La preocupación va en aumento porque, aseguró, «están a la puerta de casa». Criticó la actuación municipal en cuanto al control de estos animales: «No se hace suficientemente caso a esta problemática y es algo muy grave porque los jabalíes se están acostumbrando a las ciudades», subrayó.

No es esa la visión que tiene del tema el concejal de Seguridad Ciudadana. Ricardo Fernández especificó que «primero hay que saber cuáles son las competencias de cada administración». Concretó que el control de especies cinegéticas no es competencia municipal sino regional. «No podemos criticar al Principado porque nos consta que hay una intervención activa», recalcó Fernández, que también desmintió que el Ayuntamiento no esté trabajando para atajar este asunto. «A la Policía Local no se le puede pedir más y su intervención no se puede poner en duda. Defenderé a capa y espada su trabajo», enfatizó el edil.

El trabajo del Principado se traduce en el número de suidos abatidos por los miembros de la Guardería del Medio Natural en el concejo. Desde el mes de enero y hasta el mes de marzo de este año se abatieron trece en la denominada zona de seguridad. Esto es, terrenos cinegéticos en los que está prohibida la caza. Se trata de actuaciones para controlar su presencia y prevenir daños a los cultivos, evitar riesgos en la seguridad vial y en las personas. Estos controles dependen de la Dirección General de Recursos Naturales del Principado y se realizan mediante aguardos nocturnos por la Guardería del Medio Natural. El año pasado se realizaron en el concejo de Oviedo 38 controles, participaron 110 operativos y se abatieron un total de 42 jabalíes, la mayor parte en la zona del Naranco.

Noticia publicada en elcomercio.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here