Cornamentas
Guardia Civil

El implicado en estos hechos se enfrenta a sanciones administrativas a la Ley de Caza de La Rioja, cuyas sanciones pueden superar los 3.000 euros. Seprona investiga si parte de las cornamentas proceden de la caza furtiva y si iban a ser introducidas en el mercado ilegal.


1 de Junio de 2017

Efectivos de la Guardia Civil en La Rioja han procedido a la intervención de un total de 181 cuernas de cérvidos, que fueron halladas en el interior de un turismo. Contra su conductor se han tramitado las pertinentes infracciones administrativas a la Ley de Caza de La Rioja, cuyas sanciones pueden llegar a superar los 3.000 euros, además de la inhabilitación del implicado para la práctica del ejercicio de la caza ilícita.

Las actuaciones se inician la pasada semana cuando agentes del puesto de Baños de Río Tobía, que realizan servicio de prevención de la Seguridad Ciudadana, detectan un turismo circulando por la carretera de Badarán en cuyo interior se transporta abundante carga que dificulta el campo de visión del conductor, con el consiguiente peligro para el mismo y para el resto de usuarios de la vía.

Guardia Civil
Guardia Civil

Una vez interceptado el vehículo, se procede a la identificación de su conductor, un varón de 60 años, de nacionalidad española y residente en la Rioja Alta. En el interior del turismo los agentes hallan un total de 181 cuervas de cérvidos, de las que no puede aportar justificante que acredite su legal posesión y origen.

Noticia publicada en harodigital.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here