Batidas

La Fiscalia del Principado archivada las denuncias presentadas porque entiende que no hay indicios de delitos continuados contra los recursos naturales y el medioambiente tras la denuncia formulada por los ecologistas, que aún pueden dar ‘batalla’.


21 de Mayo de 2018

El Fiscal Delegado de Medio Ambiente y Urbanismo de la Fiscalía del Principado de Asturias, Alejandro Cabaleiro, ha archivado las denuncias contra el Programa Anual de Actuaciones de Control del Lobo 2017-2018 en Asturias, denuncias presentadas en concreto en relación a la muerte de lobos en batidas. Un asunto de plena actualidad en la provincia leonesa, y en toda Castilla y León, a raíz de numerosas sentencias judiciales contra los planes de caza de la Junta, que han desembocado en una suspensión cautelar de esas muertes por arma de fuego para este año y el que viene al norte del Duero, aceptando la petición de los ecologistas y la indignación de cazadores y ganaderos.

Las denuncias en el Principado fueron presentadas por presuntos delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, continuado contra la fauna y prevaricación administrativa, por infringir presuntamente esos res artículos del Código Penal español.

Según publica Lavozdeasturias.es, Las diligencias de investigación fueron archivadas por el Fiscal al entender que en los hechos denunciados no hay indicios de infracción penal. Eso sí, ldeja abierta la puerta para que los denunciantes puedan reproducir su denuncia en el Juzgado de Guardia si no estuvieran conformes con el decreto dictado por el Fiscal.

Crítica a la “ambigüedad” del Principado

En el transcurso de las diligencias, el Fiscal analiza la situación legal del lobo en el Principado de Asturias, esto es, qué tipo de protección tiene, y destaca, apoyado en informes técnicos y reiterando lo que ya viene advirtiendo en las últimas memorias de la Fiscalía asturiana, que la Administración del Principado juega con la ambigüedad al tratar la regulación de la especie, “pues no realiza un posicionamiento claro y terminante sobre cuál es la protección que desea atribuirle, prefiriendo no obstante una determinación genérica”.

Sin embargo, apunta, ello no implica que se esté cometiendo delito alguno, pues “lo absolutamente relevante para ello sería que se pudiera acreditar de forma fehaciente que la Administración aprueba dar muerte al lobo a sabiendas de que el mismo ha pasado de un estado de conservación favorable a un estado no favorable”.

Cabe recordar que está pendiente de adoptarse la decisión, inicilamente planteada por los responsables de los Gobiernos autonómicos de Castilla y León, Asturias y Cantabria, de permitir las batidas de caza al lobo dentro del espacio protegido del Parque Nacional de Picos de Europa. Una petición que nuevamente ha chocado con las duras críticas de todas las organizaciones conservacionistas y que además contravendría un informe propio de 2013 que se oponía a esta posibilidad, como publicó iLeon.com.

Noticia publicada en ileon.com
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here