Este jabalí ‘volvió a la vida’ con una sola intención: poner en su sitio a los cazadores que habían intentado darle caza pero su jugada no salió como esperaba…

Por Carlos Vignau

jabalí

Una vez más, tenemos la prueba de que los cochinos son más duros que las piedras. En este vídeo, vemos un jabalí que yace en el suelo, seguramente después de haber recibido un tiro.

Parece que está muerto y los cazadores que tiene alrededor así lo creen pero, de pronto, el cochino comienza a dar señales de vida. Con un movimiento fuerte da la vuelta sobre su lomo y logra ponerse de pie, ante la sorpresa de los presentes.

En jabalí, recompuesto del primer envite, se lanza contra el cazador atacándole. No sabemos bien qué es lo que sucede pero parece que el cazador tropieza ante la nueva embestida.

Mientras la cámara que lo filma todo empieza a dar vueltas, se escucha un nuevo disparo. En la siguiente escena encontramos de nuevo al jabalí ‘resucitado’, otra vez en el suelo.

Esta vez fue la definitiva.

Un cazador se lanza a un zarzal para esquivar el ataque de un jabalí herido

Imagina por un momento el lance perfecto. Sigues la ladra y la posición de tus perros en el GPS. Corres hacia ellos. Y entonces le ves. Es un enorme jabalí. El momento es mágico.

Disparas… y jurarías que las dado. Pero no se detiene. Te mira desafiante y arranca. Va a embestirte. Vuelves a disparar. Pero no le paras. Tampoco los perros. Otra vez más. Nada. Y cada vez estás más cerca… ¿Qué harías para evitar su ataque?

El protagonista de este vídeo decidió lanzarse de cabeza sobre un zarzal para esquivar sus navajas. Ya desde el suelo, y con los perros agarrando al enorme jabalí, pudo sacar su arma corta –cuyo uso está permitido en otros países para rematar las reses– y finalizar el lance.

A continuación puedes ver el vídeo de este peligroso lance.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.