Un jabalí corre hacia un cazador, que sólo tiene un segundo para dispararle

jabalí cazador

Este jabalí no dudó en echarse encima de un cazador, que habilidosamente logró frenar su carrera a escasos centímetros de distancia.

Por Carlos Vignau

jabalí cazador

Este es uno de esos lances que pueden hacer que el corazón del cazador se pare para siempre.

En las imágenes vemos un puesto de batida bastante cerrado. Un cazador espera paciente, cuando comienza a escuchar una ladra en el mote que tiene justo delante.

Prepara su escopeta semiautomática y trata de adivinar por dónde puede hacer acto de presencia el jabalí.

El ruido es cada vez mayor y, como si se tratara de un cohete, un jabalí muy oscuro sale del monte a la carrera, en su dirección.

EL cazador, que no tiene mucho margen de maniobra, dispara en dos ocasiones, dejando al jabalí seco cuando está a punto de tocar el cañón del arma con su lomo.

No queremos ni pensar que hubiera pasado si el cazador no es capaz de acertar al cochino…

Un cazador se lanza a un zarzal para esquivar el ataque de un jabalí herido

Imagina por un momento el lance perfecto. Sigues la ladra y la posición de tus perros en el GPS. Corres hacia ellos. Y entonces le ves. Es un enorme jabalí. El momento es mágico.

Disparas… y jurarías que las dado. Pero no se detiene. Te mira desafiante y arranca. Va a embestirte. Vuelves a disparar. Pero no le paras. Tampoco los perros. Otra vez más. Nada. Y cada vez estás más cerca… ¿Qué harías para evitar su ataque?

Esquivando el ataque del enorme jabalí

El protagonista de este vídeo decidió lanzarse de cabeza sobre un zarzal para esquivar sus navajas. Ya desde el suelo, y con los perros agarrando al enorme jabalí, pudo sacar su arma corta –cuyo uso está permitido en otros países para rematar las reses– y finalizar el lance.

A continuación puedes ver el vídeo de este peligroso lance.