Informe

El Ministerio obvió el estudio sobre cría en cautividad del ICO, pese a ser el único de carácter científico existente sobre este tema.


31 de Marzo de 2017

Un informe del prestigioso Ingeniero de Montes Juan M. Theureau De La Peña sobre el Dictamen del Comité Científico del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente que avala la cría en cautividad como alternativa al Silvestrismo demuestra que éste no es más que un argumento creado interesadamente por los propios técnicos del MAPAMA para acabar con el Silvestrismo.

La lectura de este informe evidencia desde el principio la falta de objetividad y rigor científico con que este Comité del Ministerio elabora un Dictamen que evalúa superficialmente y basándose en supuestos teóricos no contrastados científicamente la viabilidad de criar en cautividad como alternativa a las capturas del Silvestrismo. Esta conclusión se desprende de pruebas tan obvias como que el Comité Científico del Ministerio no tuviera en cuenta en ningún momento el estudio sobre cría en cautividad realizado por el Instituto Catalán de Ornitología, pese a ser éste el único con carácter científico realizado hasta el momento.

No en vano, el citado dictamen arroja cifras sobre la cantidad de avicultores que existen sin aportar datos contrastados y teniendo incluso en cuenta a aquellos que, según cita el propio informe, no se registran ni anillan a sus pájaros, algo que es totalmente ilegal y que, por tanto, no debería considerarse en un estudio científico elaborado por el Ministerio.

Además de voluntariamente tendencioso, el dictamen incurre en graves faltas de rigor como, por ejemplo, no tener en cuenta si las magnitudes de cría en cautividad son suficientes como para abastecer a todos los silvestristas sin que haya capturas. Es decir, el dictamen considera que el simple hecho de que la cría en cautividad sea posible, ya es argumento suficiente para que se considere como una alternativa a las capturas, sin tener en cuenta la capacidad de autoabastecimiento de cada silvestrista en el supuesto caso que ésta fuera viable.

Asimismo, el dictamen asume deliberadamente errores tan graves como dar por hecho que la cría en cautividad de cinco especies de fringílidos (jilguero , pardillo, verderón, verdecillo y pinzón común) es posible sin diferenciarlas ni tener en cuenta las posibilidades de cada subespecie en base a su adaptación particular a la cautividad.

Como ya se ha mencionado, en el informe de Theureau se hace referencia al estudio de cría en cautividad realizado por el Instituto Catalán de Ornitología (ICO) como el único de carácter científico realizado sobre este tema. Sin embargo, el Comité Científico del MAPAMA ignora este estudio y, en ningún momento, lo emplea para documentar su dictamen al encontrarse en éste conclusiones, datos y realidades que no interesaban al Comité Científico del Ministerio a la hora de elaborar las conclusiones que buscaban.

A la vista del Dictamen del Ministerio y del informe realizado por Juan Theureau, la Plataforma en Defensa del Silvestrismo considera que queda patente la intencionalidad del MAPAMA de trabajar contra el Silvestrismo. “Es evidente e indignante que un Comité que dice llamarse Científico pueda emitir un informe sesgado, tendencioso y voluntariamente mal realizado para obtener unas conclusiones que estaban decididas antes incluso de realizarlo” apunta José María Mancheño, presidente de la Plataforma en Defensa del Silvestrismo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here