Este hombre pesca cuatro enormes langostas y las cocina en la misma playa

pesca

David Madrid, que así se llama el protagonista del vídeo, no perdió la oportunidad de hincar el diente a las langostas nada más salir del agua.

Con un precio normalmente desorbitado y una carne jugosa y delicada que entusiasma a quien tiene la suerte de probarlas, las langostas son un manjar único; un mordisco de mar muy cotizado en todo el mundo.

Unas gafas de bucear, un tubo, aletas y una red. Eso es todo lo que el protagonista de nuestro siguiente vídeo necesita para darse un festín a pie de playa.

Con destreza y habilidad pesca hasta cuatro langostas, ayudándose con una varilla metálica para hacer entrar al crustáceo en la red. Una vez en la costa, una parrilla bien caliente y a disfrutar de uno de los mejores regalos que nos regala el mar.

Aquí tienes el vídeo:

Un perro que pesca langostas: lo que nos quedaba por ver

Los labradores son una de las razas de perros de caza más populares a nivel mundial. Con origen en la remota península americana del Labrador, este perro tiene la cualidad de traer todo tipo de piezas hasta los pies del cazador.

Además de esta formidable capacidad de cobro, también suelen ser nadadores portentosos, capaces de atravesar las aguas más gélidas hasta alcanzar los patos abatidos en las cacerías de acuáticas.

Esa capacidad innata la presenta el perro protaogonista del siguiente vídeo que no sólo es capaz de nadar sino que le apasiona bucear y aprovecha esta cualidad para pescar de forma increíble las langostas que le señala su amo.

El perro se zambulle, bucea, muerde con su boca al crustáceo y vuelve a la superficie para depositar la langosta en el barco.