¿Has visto alguna vez a un conejo lanzándose al agua? Aquí tienes la prueba

conejo

Sabemos que los conejos son auténticos velocistas sobre tierra firme, pero ¿habías visto alguno lanzarse al agua para nadar?

Por Carlos Vignau

conejo

Ahora que la caza es una realidad y el verano está a las puertas, el descaste de conejos es una de las modalidades que antes van a poder disfrutar los cazadores españoles.

Estos animales son verdaderos ases del escapismo y de un brinco pueden esquivar los perdigones de los cazadores en el último momento. Pisando barro y piedras los conejos son tremendamente ágiles pero después de este vídeo podemos asegurar que no sólo dominan la tierra firme.

Un conejo está en lo que parece ser la orilla de un pantano. Poco a poco empieza a acercarse al agua, mete sus patas… parece que le gusta. Y, de pronto, se lanza para pegarse un chapuzón con un estilo de medallista olímpico.
¿Qué le habrá empujado a tener ese comportamiento? Aquí tienes la prueba de que el conejo es un animal 4×4.

Por el mar corren las liebres… y ahora los conejos

Arruinar el cancionero infantil más popular. Ese parece el propósito de esta liebre que se desenvuelve en el agua como la mejor de las sardinas.

No es el primer animal ‘terrestre’ que encontramos en una situación similar. Parece que la liebre, harta del polvo de los barbechos, decidió darse un chapuzón ante el asombro del hombre que filmó las imágenes y de todos los que hemos visto el vídeo.

Además, lo hace bastante bien. No es tan veloz como en pleno campo pero demuestra que es un animal todoterreno. Pese a sus manitas, cortas y delgadas, mantiene un estilo libre muy depurado, que le ayuda a llegar a tierra firme.