Subsahariano

El joven sufría hipotermia tras haber vagado por los montes desde que el domingo entrara en la ciudad.


20 de Octubre de 2017

Iba a ser un día más de caza para Alfonso Morales, pero finalmente se convirtió en un rescate, el de un inmigrante oculto bajo unos arbustos en las inmediaciones de la pista de Mendicuti, intentando guarecerse de la lluvia.

El cazador recorría estos montes sobre las nueve de la mañana cuando uno de sus perros le advirtió, a través de sus ladridos, de la presencia de ‘algo’ entre unos matorrales. “Cuando ya nos íbamos porque empezaba a llover, la perra comenzó a ladrar. Como insistía tanto miré y me encontré a un subsahariano”.

Totalmente empapado por la lluvia y temblando de frío, Alfonso y otros dos compañeros ayudaron al joven, un subsahariano de unos 25 años de edad que intentaba protegerse de las inclemencias entre unos matorrales. “Tenía mucho frío porque le había caído la lluvia de la noche, por eso le pusimos un chaquetón para que entrara en calor”, apuntó el presidente de la Asociación de Cazadores, José Antonio López.

Mientras daban aviso al 112, intentaron reanimar al subsahariano ofreciéndole agua y un bocadillo “que se comió como pudo porque no paraba de temblar”, matizó Morales.

“Nos quiso dar dinero, un billete de 20 dirhams, y le tuvimos que decir que ahora estaba en España y no tenía que pagar a nadie, que las autoridades se encargarían de todo”, aseveró López.

“Llevaba varios días dando vueltas por aquí”

El joven se comunicó con sus rescatadores en francés, explicándoles que había cruzado a nuestra ciudad el domingo anterior. Tras ser interpelado por los cazadores, comentó que “había entrado solo saltando la valla y que no había nadie más con él en el monte. Llevaba varios días dando vueltas por aquí”, comentó López que está encargado de patrullar por la zona en calidad de guarda de caza, dentro de la colaboración que la asociación mantiene con la Consejería de Medio Ambiente. “Precisamente, un día antes estuve recorriendo la zona, pero no encontré a nadie”, añadió.

A pesar de su estado de hipotermia, el inmigrante no presentaba heridas de consideración, únicamente algunos rasguños en los brazos producidos durante el pase a la ciudad. El joven fue trasladado al Hospital Universitario donde fue atendido por los facultativos médicos.

Morales ya ha vivido esta situación en varias ocasiones y conoce lo que es rescatar a un subsahariano en los montes ceutíes. Hasta en tres ocasiones se ha encontrado a inmigrantes que deambulaban por esta zona. “Uno de ellos fue un día de mucha lluvia y otro estaba tumbado en el suelo”, recordó Morales.

Para este subsahariano su periplo desde tierras africanas finalizó en el momento en que una jornada de caza se convirtió en un rescate cuando se encontraba al límite de sus fuerzas.

Noticia publicada en elfarodeceuta.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here