Con gran parte de los trabajadores del campo confinados en sus hogares por la crisis del coronavirus, el ganado se ha convertido en un objetivo fácil para este predador. Asaja denuncia nuevos ataques de lobos en Ávila durante el estado de alarma y en Salamanca se contabilizan ya 20 ovejas muertas en los últimos diez días.


Redacción Cosas de Caza y Pesca

ataques de lobos
Poni víctima del ataque / Asaja Ávila

«Desprotegidos y cansados de alimentarlos». La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Ávila resume así el sentimiento de los ganaderos de la provincia ante los continuos ataques de lobos, que no han cesado durante la cuarentena.

Estas declaraciones llegan tras el último ataque de lobos registrado en una explotación situada en el muncipio abulense de San Martín de la Vega del Alberche, en plena Sierra de Gredos. La mañana del 29 de marzo, Javier González, el encargado de dicha explotación, se encontró un poni y un becerro devorados por estos predadores.

Y es que los ataques de lobos se están convirtiendo en algo habitual por esta zona, ya que principios del mismo mes de marzo este ganadero notificó la muerte de un becerro de apenas cuatro días devorado por estos animales.

2.000 ataques de lobos en Ávila el año pasado

«Sólo en la provincia de Ávila en 2019 se produjeron cerca de 2.000 ataques de lobos», recuerda Asaja-Ávila en su página web. La asociación agraria informa de que el citado ganadero ha decidido recurrir a la vía judicial para reclamar a la Administración los daños reales provocados por esta especie. Según Asaja-Ávila, los baremos actuales de la Junta de Castilla y León «no tienen en cuenta el valor real a precio de mercado de los terneros, los becerros no nacidos debido a los ataques ni los gastos que conlleva gestionar un siniestro de estas características y el resto de daños colaterales como las bajadas de fertilidad y fecundidad del rebaño».

Ataques en Salamanca durante el confinamiento

La Zarza de Pumareda, Olmedo de Camaces, San Felices de los Gallegos y Villasbuenas son las localidades salmantinas que también han registrado ataques de lobos en el estado de alarma, informa La Gaceta de Salamanca. El confinamiento ha vaciado las calles y silenciado los alrededores, lo que genera confianza a este predador para acercarse a estos núcleos ganaderos.

Según este mismo medio, en los últimos diez días la cifra de ovejas muertas asciende a 20. Aunque todavía no se ha resuelto el informe técnico de la Junta de Castilla y León y del Seprona todo apunta a que el autor ha sido el lobo.

Fundación Artemisan lanzó un interesante reportaje sobre el conflicto entre el lobo y los ganaderos. Está disponible en la plataforma de streaming gratuita de vídeos de caza Cazaflix.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.