Tuberculosis
La tuberculosis animal afecta a los rebaños / Lanza

Representantes de ambos sectores presentan los resultados de un Grupo Operativo Supaautonómico.


25 de Enero de 2018

Ganaderos y cazadores unirán fuerzas para luchar juntos contra la tuberculosis animal, tal y como han puesto de manifiesto en una reciente jornada celebrada en Madrid, bajo el título “Tuberculosis Animal: Un desafío para la ganadería y la caza en España”, organizada por el Grupo Operativo Supraautonómico “Tuberculosis” y celebrada en la sede nacional de Asaja.

La jornada, que contó con una excelente acogida con cerca de un centenar de participantes, reunió a diferentes representantes de entidades privadas y administraciones públicas de varias comunidades autónomas, entre ellas, Castilla-La Mancha.

Según ha informado Aproca Castilla-La Mancha en un comunicado, la inauguración de la jornada contó con la participación de Pedro Barato, presidente nacional de Asaja, quien destacó el interés y la necesidad del proyecto para el sector ganadero y cinegético, de ahí que mostrara la total implicación de esta organización en este proyecto como miembro del Grupo Operativo.

Luis Fernando Villanueva, presidente de Aproca Castilla-La Mancha, entidad representante del Grupo Operativo, durante el acto inaugural, describió los pasos seguidos en los primeros meses del proyecto, haciendo hincapié en la importancia de continuar el trabajo comenzado, plasmado en un ambicioso y novedoso proyecto de innovación a tres años cuya financiación dependerá de una próxima convocatoria de ayudas por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación, Pesca y Medio Ambiente (Mapama).

La inauguración de la jornada contó con la presencia de la Directora General de Desarrollo Rural  y Política Forestal del Mapama, Esperanza Orellana, quién ensalzó la oportunidad del grupo compuesto por representantes tanto del sector ganadero, como cinegético y de centros de investigación de referencia sobre la enfermedad, así como el importe trabajo que puede desarrollar para minimizar un problema como el de la tuberculosis animal.

Orellana apuntó que este proyecto supone un reto global que requiere de la transferencia de conocimientos que contribuyan a alcanzar un control efectivo de la tuberculosis en las poblaciones silvestres y la erradicación en el ganado doméstico, algo que, advirtió, sólo es posible con un trabajo dinámico y fluido, que cuente con la participación de todos los sectores implicados.

A continuación, los investigadores veterinarios Lucas Domínguez y Beatriz Romero, del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet), de la Universidad Complutense de Madrid,  impartieron sendas charlas en las que recogieron los puntos críticos en el control de la enfermedad y los últimos avances científicos en cuanto a su gestión.

También analizaron el papel de los diferentes vectores implicados y las técnicas diagnósticas, entre las que destacaron la detección del agente causal en el ambiente, los animales, las charcas o los comederos entre otros, para poder aplicar medidas preventivas.

El agente de innovación del grupo, el veterinario Carlos Díez, describió los objetivos planteados por el grupo y las acciones previstas a ejecutar en los próximos tres años, si finalmente esta iniciativa resulta beneficiaria de la ayuda contemplada para el desarrollo de proyectos por parte del Mapana.

La jornada concluyó con una interesante y participativa mesa redonda, compuesta por los representantes de las diferentes entidades que componen el Grupo Operativo, en la que también participó Soledad Collado, Jefa de Servicio de Programas Sanitarios de la Dirección General de Sanidad y Producción Agraria del Mapama.

Durante la mesa redonda se produjeron numerosas intervenciones por parte del público asistente que, según los organizadores, sin duda, serán de gran ayuda para mejorar los objetivos y acciones previstas para contribuir a mejorar la situación de la enfermedad y, por tanto, tendrán una incidencia directa en la rentabilidad de las explotaciones ganaderas y la salud de la fauna silvestre.

El Grupo Operativo Supraautonómico Tuberculosis está constituido por Aproca Castilla-La Mancha, la Asociación Nacional de Jóvenes Agricultores (Asaja), la S.C.A Ganadera Del Valle de los Pedroches (Covap), la Unión Nacional de Ganaderos de Vacas Nodrizas (Ugavan), la Federación Española de la Dehesa (Fedehesa), Aproca Extremadura y la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (Asiccaza).

También forman parte de este equipo de trabajo el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (Irec) de la Universidad de Castilla–La Mancha y el CSIC, y el Centro de Vigilancia Sanitaria (Visavet) de la Universidad Complutense de Madrid.

El proyecto  cuenta también con el apoyo de numerosas Comunidades Autónomas.

El grupo nació en 2016 ante la convocatoria por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de subvenciones para la creación de grupos operativos supraautonómicos en relación con la Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas.

Esta Asociación Europea para la Innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícola (AEI-agri) se apoya por el segundo pilar de la Política Agraria Común (PAC) a raíz de la reforma de 2013, de acuerdo con el Reglamento (UE) n.º 1305/2013, del Parlamento Europeo y del Consejo del 17 de diciembre de 2013, relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER).

Noticia publicada en lanzadigital.com

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here