Un bidón, un dispensador de grano, unas cuantas herramientas y un poco de maña. Te contamos cómo fabricar un comedero tú mismo.

Por Edu Pompa

comedero

Empieza por la estructura del comedero

Soldando unas varillas de ferralla hemos creado una estructura alrededor del bidón de plástico que incorpora un asa: será el elemento que nos permita instalarlo en el campo, pues necesitarás colgarlo en alto. Hemos soldado una pequeña pletina de metal en cada hendidura del bidón para fijar la estructura con un tornillo –utiliza para ello una taladradora o de un tornillo eléctrico–. 

Instala el dispensador

Practica un orificio en la parte central inferior del bidón con una broca de corona de 44 milímetros: por aquí saldrá el grano que el aspa del dispensador repartirá. Después, con otros tres pequeños taladros del mismo grosor que los tornillos, fija el dispensador automático de la imagen, el Moultrie All in One (50 euros). Para protegerlo, al crear la estructura hemos incorporado una rejilla que evitará que las palomas u otras aves lo vacíen y que también nos permitirá colocarlo cómodamente en el suelo cada vez que lo descolguemos para rellenarlo.

Dale una mano de pintura

 Para mimetizarlo en el entorno y evitar que te lo roben lo más recomendable es darle un acabado de camuflaje. Para ello nosotros hemos utilizado tres pinturas en spray de colores marrón, verde claro y verde oscuro. Si quieres conseguir un efecto más profesional, fabrica varias plantillas de cartulina con forma de olas. 

Coloca el comedero en el campo

Ya sólo falta encontrar un lugar de paso donde hayas localizado el rastro de los jabalíes y un árbol para colgarlo. Para ello necesitarás una escalera, cuerda, una polea –así no te costará trabajo subirlo cuando esté repleto de grano–, un quitavueltas y un mosquetón que engancharás al asa del comedero para elevarlo hasta la rama elegida.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.