Si quieres montar sobre tu trípode habitual una horquilla doble capaz de girar 360 grados, ideal para cazar corzos o jabalíes, sigue estos sencillos pasos y hazlo tú mismo.

Por Edu Pompa

trípode

1. Prepara el rodamiento

Si eres habilidoso, este proceso te va a encantar. Si has decidido ‘reciclar’ un rodamiento, como el de esta bicicleta, lo primero es eliminar todos las partes para quedarnos sólo con el vástago metálico que gire suavemente sobre otra pieza que lo abrace. Nos servirá para que nuestro soporte pueda girar 360 grados y nos permita apuntar apoyados en el trípode hacia todos lados sin necesidad de moverlo. 

2. Suelda una tuerca

Primero, identifica el paso de rosca y el diámetro del tornillo que encontrarás al quitar la horquilla original del trípode; lo habitual es que sea de tipo witworth y de un cuarto de pulgada, como el de los trípodes de fotografía. Después suelda una tuerca en la parte inferior del vástago que cruza el rodamiento para que enrosque en ese tornillo. Esta tuerca nos permitirá ajustarlo al trípode e intercambiarlo con la horquilla original cuando lo necesitemos. 

trípode

3. Prepara el soporte para el trípode

A un lado y a otro del rodamiento hemos soldado dos barras de 26 y 6 centímetros de longitud respectivamente y de dos centímetros de ancho por 1,5 de altura, porque es del modo en que nuestra arma quedaba equilibrada. Además, la longitud total del soporte (36 centímetros) era la adecuada para soportar el arma desde la parte delantera del gatillo hasta el guardamanos. 

4. Coloca las horquillas

Suelda dos horquillas en los extremos en los que apoyará el arma. Para que no sea demasiado duro las hemos forrado con cinta aislante. Para acolcharlo aún más, coloca algo de espuma debajo. Eso sí, antes aplica una capa de pintura para que las partes metálicas no se oxiden con el paso del tiempo.

trípode

5. Coloca el soporte

Antes de proceder a forrarlo con la venda de camuflaje será mejor que compruebes que funciona correctamente. Nosotros, en este paso, hemos soldado una anilla metálica alrededor de la tuerca para que asiente mejor sobre la rosca original del trípode, además de limar algunas soldaduras o detalles que no nos convencieron. Cuando esté todo bien ajustado, continúa con el último paso. 

6. Dale un acabado camuflaje

Enrolla una venda adhesiva de camuflaje alrededor de todo el soporte. No sólo evitarás que raye la madera de tus armas sino que además le darás un look muy estético. Estas puedes encontrarlas en armerías o en la mayoría de plataformas de Internet de venta de productos de China, y son muy económicas y fáciles de instalar, ya que no necesitarás pegamento. Para que queden adheridas a la perfección bastará con unas pocas vueltas. 

trípode

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.