Apostado paciente mente en la orilla, este oso pescador espera el paso de los peces en la corriente del río para sacarlos de un mordisco.

Por Carlos Vignau

oso

Los osos tienen fama de ser unos avezados pescadores, capaces de extraer los salmones más grandes en las corrientes más bravas. Y el protagonista del siguiente vídeo no iba a ser menos…

En las imágenes vemos a un enorme oso agazapado en la orilla de un río. Con la panza sobre el suelo y la cabeza mirando a la corriente, espera pacientemente la llegada de algún pez.

Cuando detecta la presencia de alguna presa, no lo duda y sumerge ambas zarpas y su descomunal cabeza. A los pocos segundos emerge con su captura entre los dientes, dispuesto a darse un festín con carne de agua dulce.

Estas son las sorprendentes imágenes:

Osos pescadores… y golosos

Desde pequeños hemos oído que los osos son tremendamente golosos. Como si se tratara de una serie de dibujos animados, este enorme oso no pudo reprimir su atracción por la miel de estas colmenas de abejas.

En este vídeo vemos a un enorme oso que ya ha destruido por completo una colmena de abejas. Su objetivo: la miel que se esconde en su interior.

Esta invasión no es bien recibida por las abejas, que no dudan en lanzarse con el aguijón en ristre para defender su hogar.

Picotazo tras picotazo, los insectos tratan de paralizar al invasor gigante que seguro que no olvidará ese día en el que se levantó con antojo de dulce.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.