Un cazador consigue abatir a un bonito macho de corzo con su arco a escasos metros de distancia mientras sigue a una hembra en pleno celo.

Por Carlos Vignau

corzo

La caza del corzo en época de celo es una de esas modalidades que enganchan desde el primer momento a quien la practica. Los machos ‘bajan la guardia’ y sólo tienen una cosa entre ceja y ceja: las corzas.

Es en este momento cuando los grandes corzos afloran de la espesura y puedes encontrarlos en los rastrojos, acosando a sus pretendientas.

En este sensacional vídeo podemos ver a un cazador con arco. Se encuentra en una boquilla de monte en medio de un rastrojo. Levemente se escuchan pasos cercanos, algún animal anda cerca.

De pronto, una pareja de corzos hacen acto de presencia. Una corza camina mientras un macho la persigue a centímetros de la grupa. La hembra pasa a un metro del cazador, que suelta la flecha cuando el corzo está a punto de pasarle por encima.

El animal pega un brinco tras el impacto y sale a la carrera. Después de un rastro de 50 metros, el corzo yace en el suelo, apoyado contra una chaparra.

A1uí tienes el vídeo del espectacular lance.

Corzos con reclamo: esto es todo lo que debes conocer

En este vídeo Pedro Ampuero explica detalladamente  junto a Rafa Sánchez, director de la finca El Sauceral, cómo debemos utilizar el reclamo para cazar corzos

Al inicio del vídeo los protagonistas de este vídeo apuntan que llevan dos días intentando reclamar un corzo en la finca de Rafa, en Toledo, una de las zonas de la península donde antes comienza el celo del duende: en la primera semana se julio, aproximadamente. 

Trucos para cazar corzos con reclamo

La primera cuestión que resuelve Pedro es el momento idóneo para utilizar el reclamo: el mediodía, en contra de los que muchos puedan pensar. 

El segundo punto en importancia según Ampuero es cómo debemos colocarnos. Asegura que es muy importante conocer la zona para intentar localizar mejor los corzos tumbados en esas horas centrales. Rafa añade que es mejor intentarlo dentro del bosque, donde estarán más confiados. En este aspecto Ampuero recuerda la importancia del aire: debe darnos en la cara. Si estamos aireando lo mejor es cambiar de zona y ahorrarnos el esfuerzo.

Tipos de sonidos y frecuencia 

En la segunda mitad del vídeo Pedro y Rafa describen los cuatro tipos de sonidos principales que podemos usar para reclamar corzos: el sonido de la cría llamando a la madre, el de la hembra adulta para contactar con otros corzos, el de la hembra en celo y el de la corza acosada por el macho

Para finalizar Ampuero explica que llevan dos años utilizando una silueta de hembra colocada a unos metros del arquero para tratar de distraer la atención del macho y que les permita abrir el arco, un truco más a tener en cuenta si quieres ganarle la partida a los corzos durante este celo. 

Aquí te dejamos el vídeo. No tiene desperdicio: 

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.