Este es el diminuto niño que enamora a cientos de cazadores

cazador

Demostrando que la caza se lleva en los genes, este niño tiene claro cuál es el mejor lugar para colocar la flecha en una diana con forma de ciervo.

Por Carlos Vignau

cazador

Las siguientes imágenes son una prueba sobre un debate eterno: ¿la caza se lleva en la sangre?. Este niño tiene la respuesta clarísima.

En su código genético está impreso ese gen cazador que desde tiempo ancestral ha permitido al ser humano prosperar, evolucionar y sobrevivir.

En el vídeo, que ha corrido por las redes sociales como la pólvora, se ve a un niño realmente pequeño que porta en la mano una flecha. Se acerca decidido a una diana con forma de ciervo que yace tumbada en el césped y la clava como puede en el codillo del animal ficticio.

Aqui tienes las bonitas imágenes:

Otro niño cazador de pura sangre

Muchos aficionados a la caza lo son porque con el paso de los años han ido descubriendo las maravillas del mundo cinegético pero, muchos otros, lo son porque llevan impresa su afición en el código genético.

Este es el caso de Jairo, un jovencísimo galguero de tan sólo 4 años de edad que ha enamorado y emocionado a partes iguales a todos los cazadores que han visto su vídeo en las redes sociales.

En el documento vemos al diminuto ‘cazador’ con sus dos galgos traillados. La sonrisa en la cara del pequeño es notable, se palpa que la felicidad le invade cuando está en el campo, disfrutando con sus perros.

Además, el galguero es capaz de simular un lance que seguro vivirá dentro de unos años: imaginando que levanta una liebre de su cama, el pequeño libera a sus dos galgos para que comiencen la carrera de sus sueños.

Tranquilo Jairo, con la afición que demuestras tener, seguro que llegarán lances como el que has imaginado… Contigo, el futuro de la caza está más que asegurado.

Aquí tienes el fantástico vídeo: