Se trata de una enorme iguana procedente de Isla Caimán. Cuando su dueño la llama al llegar a casa del trabajo, el reptil va hacia él corriendo, exactamente como si de un perro se tratara. ¿No te lo crees? Mira el vídeo.


2 de Agosto de 2017

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.