¡Espectacular! Así se ve un macho de corzo a través de un monocular térmico

macho de corzo

Este corzo macho fue grabado a escasos metros de distancia a través de una óptica térmica y el resultado no puede ser más espectacular.

Por Carlos Vignau

macho de corzo

Las herramientas ópticas para ver por la noche –y más concretamente las térmicas– están de moda. Muchos cazadores han comprado este tipo de aparatos para mejorar sus equipos de aguardo y poder confirmar cómo es el animal que tienes delante pero que no puedes ver.

En ocasiones, como sucedió con este macho de corzo, los animales deciden acercarse. No sabemos cuántos aumentos tiene el monocular con el que se filmaron estas imágenes pero desde luego da la impresión de que el animal está muy cerca, consiguiendo unos primeros planos preciosos.

El calor de un macho de corzo

Eso es lo que detecta el monocular. Llama la atención como las zonas más señalas son los ojos, la nariz y las orejas, dibujando un retrato del corzo de lo más fantasmagórico.

Desde luego, este tipo de herramientas demuestran ser de lo más útiles en según que situaciones y, sobre todo, tremendamente divertidas. ¿Quién no estaría toda la noche en el campo, observando?

La ronca a golpe de térmico

Makers&Takers lanzó un reportaje en octubre sobre el celo del gamo, un bello espectáculo que detallan de forma gráfica en unos apasionantes minutos.

En este vídeo se pueden observar preciosas imágenes de la ronca desde un punto de vista único. Parte de las imágenes han sido filmadas con los afamados binoculares de visión térmica Pulsar.

Aunque es más conocida la berrea del ciervo, la ronca del gamo es uno de los grandes espectáculos de la naturaleza en la península Ibérica que tiene lugar entre mediados de septiembre y mediados de octubre.