Dos machos de corzo miden sus fuerzas en plena época de celo

corzos

Los dos corzos se encontraron frente a frente y con las hembras de la zona en celo, decidieron ver quién era el más fuerte de los dos.

Por Carlos Vignau

corzos

Si tienes la suerte de haber guardado algún precinto para colocar a final de la temporada corcera prepárate porque el celo del corzo te va aregalar momentos irrepetibles.

En este vídeo, filmado hace un par de temporadas por estas mismas fechas, vemos a dos machos de corzo. Con las hembras de su zona revolucionadas por el celo, ellos miden sus fuerzas para ver quién será el encargado de perpetuar la especie.

Como se ve en las imágenes, los dos corzos están en actitud amenazante con la intención de amedrentar a su rival. Muestran gallardos sus trofeos, patean el suelo y escarban con sus pezuñas hasta que por fin, ambos chocan sus cabezas en duelo.

Aquí tienes el vídeo:

Así se reclama a los corzos en celo

En este vídeo Pedro Ampuero explica detalladamente  junto a Rafa Sánchez, director de la finca El Sauceral, cómo debemos utilizar el reclamo para cazar corzos

Al inicio del vídeo los protagonistas de este vídeo apuntan que llevan dos días intentando reclamar un corzo en la finca de Rafa, en Toledo, una de las zonas de la península donde antes comienza el celo del duende: en la primera semana se julio, aproximadamente. 

Trucos para cazar corzos con reclamo

La primera cuestión que resuelve Pedro es el momento idóneo para utilizar el reclamo: el mediodía, en contra de los que muchos puedan pensar. 

El segundo punto en importancia según Ampuero es cómo debemos colocarnos. Asegura que es muy importante conocer la zona para intentar localizar mejor los corzos tumbados en esas horas centrales. Rafa añade que es mejor intentarlo dentro del bosque, donde estarán más confiados. En este aspecto Ampuero recuerda la importancia del aire: debe darnos en la cara. Si estamos aireando lo mejor es cambiar de zona y ahorrarnos el esfuerzo.

Tipos de sonidos y frecuencia 

En la segunda mitad del vídeo Pedro y Rafa describen los cuatro tipos de sonidos principales que podemos usar para reclamar corzos: el sonido de la cría llamando a la madre, el de la corza adulta para contactar con otros corzos, el de la hembra en celo y el de la corza acosada por el macho

Para finalizar Ampuero explica que llevan dos años utilizando una silueta de corza colocada a unos metros del arquero para tratar de distraer la atención del macho y que les permita abrir el arco, un truco más a tener en cuenta si quieres ganarle la partida a los corzos durante este celo. 

Aquí te dejamos el vídeo. No tiene desperdicio: