Dos jóvenes cazadores cazan un espectacular corzo negro y graban el lance

corzo negro

Estos cazadores tuvieron la fortuna de cruzarse con espectacular corzo negro durante un aguardo por la tarde. Aquí tienes el fantástico vídeo del lance.

Por Carlos Vignau

corzo negro

Los corzos llevan años cautivando a los cazadores europeos por varios motivos. Son animales pequeños, aparecen y desaparecen por arte de magia y además, su trofeo puede presentar muchísimas formas e irregularidades que vuelven loco a más de uno.

En este caso, el corzo protagonista no tiene un trofeo excesivamente peculiar pero su capa de color negro lo convierte en un ejemplar único e impresionante.

Estos dos hermanos y jóvenes cazadores alemanes organizaron una tarde de aguardo desde una torreta para ver si podían localizar al ejemplar al borde de una siembra.

Aquí tienes el fantástico vídeo del lance:

Caza un macho montés negro en Teruel

El cazador murciano Juan José Carmona –odontólogo de profesión- abatió, hace unos meses en un coto de la provincia de Teruel tras tres días de duro rececho, un espectacular macho montés negro que finalmente ha sido medalla de oro con 234 puntos.

El cazador ha narrado a Jara y Sedal todos los detalles de una tercera jornada de rececho en la que consiguió dar caza a este animal, que en un primer momento le llamó la atención por el pelaje que tenía: «Llevábamos tres días para dar con el macho que queríamos, y encontramos este, que era realmente especial. Lo que más me gustaba del macho, además de su cuerna, era el oscuro color de su pelaje», expresa para este medio Carmona.

«Iba con la idea de abatir un macho de más de 80 centímetros, pero finalmente elegimos ese por esa peculiaridad en su pelo. Es muy raro encontrar uno así en esa zona, y eso nos hizo ir tras ese animal», asegura el cazador murciano. Todos los animales que vieron durante la cacería tenían «un tipo de cornamenta abierta, en paraguas, pero a mí me gustaba otro tipo de cornamenta más cerrado y vine a topar con este, que además reunía el tipo de trofeo que me gustaba», detalla.

Un paraje único para un animal excepcional

El paisaje en el que lograron abatirlo «era espectacular», al igual que el frío que hacía en aquella jornada: «Llevaba helando varios días, fuimos con temperaturas bajo cero, el tiempo era muy adverso pero no importaba, porque pesaba más la pasión por la caza», confiesa el murciano.

Ese día, armado con su rifle Blaser R8 y su munición RWS y tras toda una mañana valorando al animal, logró abatirlo de un certero disparo. «Me preparé bien, estuve varios segundos apuntando y logré tumbarlo a la primera», relata.

Más difícil fue ir a cobrarlo, puesto que las condiciones climatológicas y orográficas no ayudaban en nada, pero eso tampoco importaba: «La caza es algo con lo que me he criado y con lo que convivo, y dentro de la caza es la alta montaña la que más me apasiona, especialmente la del rebeco y el macho montés, que son las más difíciles», detalla. «Cuando tenga quince o veinte años más no podré practicar este tipo de caza, por lo que toca aprovechar», concluye entre risas.