Este cazador da una lección sobre cómo hay que afrontar un lance tan extremo como el del vídeo. Un enorme macareno corre hacia él con los perros alrededor y poco margen de actuación.


Redacción Cosas de Caza y Pesca

El vídeo, compartido en redes sociales, muestra la templanza que tuvo el cazador en un espectacular lance. Un tremendo macareno se acerca a toda velocidad, perseguido por varios perros. El hombre apunta en todo momento, pero no dispara.

En décimas de segundo debe tomar la decisión de cuándo realizar el disparo. Por un lado debe extremar las precauciones para no herir a ninguno de su canes, y por otro salvarse él mismo, puesto que está colocado en la trayectoria del jabalí.

Encarando el arma con serenidad, aguarda el momento justo. Y cuando apenas quedan pocos metros para que el jabalí llegue a su posición, dispara. El jabalí cae de un certero disparo de frente y la pequeña recova se lanza rápidamente a morder su pieza, ya que el trabajo lo han realizado ellos. Un lance extremo, con pocas opciones y que finalmente sale bien.

Tener los perros en cuenta

Una lección sobre cómo se debe desarrollar un lance. Hay que tener siempre en cuenta a los perros cuando corren cerca de la pieza. Tanto en montería como la caza menor, si están cerca de la zona de tiro, siempre hay que dejar pasar la caza.

Y por último, un buen lance debe llevar aparejado lo que algunos llaman ‘dejar cumplir al animal en el puesto’. No hay que precipitarse nunca cuando entre la res en nuestro radio de acción. Se debe dejar que se acerque y elegir el mejor momento dentro de las circunstancias del lance.

La experiencia se coge con el tiempo, saliendo de caza y tirando. Pero no está de más observar de lo que saben y llevan en esto tiempo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.