robo de perros de caza
Guardia Civil

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo Roca han detenido a tres hombres de 25, 27 y 33 años, vecinos de Cáceres, por pertenecer a una ‘organización criminal’ dedicada al robo de perros de caza, de la raza galgo.


23 de Febrero de 2017

En concreto, los detenidos están acusados de tres delitos de robo con fuerza en las cosas, dos de hurto y un delito de pertenencia a organización criminal. En la actuación se han intervenido 19 perros de la raza galgo, según informa la Guardia Civil en nota de prensa.

La operación comenzó tras recibir la Guardia Civil diferentes denuncias sobre robos de perros, que “se producen en su mayoría durante los meses de la apertura de la veda de caza”, por tener una “mejor venta en el mercado negro”.

Ante estas denuncias, la Guardia Civil abrió una investigación en el marco de la operación que ha denominado ‘Ñarras’, y que se inició en noviembre de 2016 por parte del Equipo Roca de la Guardia Civil de Cáceres con la colaboración del Servicio de Protección de la Naturaleza.

Los investigadores de la Guardia Civil, centraron sus objetivos en el robo de perros de la raza “galgo”, al ser el mayor número de canes sustraídos y al sospechar que “pudiera existir un mayor tráfico en el mercado negro, no solo a nivel provincial, sino a nivel nacional”.

Registros en dos fincas

Así, y fruto de las investigaciones llevadas a cabo, la Guardia Civil en colaboración con el Juzgado de Instrucción nº. 5 de Cáceres, los agentes realizaron el pasado 8 de febrero dos registros en dos parcelas situadas en los términos municipales de Casar de Cáceres y de Sierra de Fuentes (Cáceres), debido a que “varias investigaciones paralelas apuntaban a la posibilidad de que en citadas parcelas pudieran existir canes sustraídos”.

Durante el registro realizado en la parcela situada en el término municipal de Sierra de Fuentes (Cáceres), fueron hallados e intervenidos, 13 perros de la raza galgo, así como un remolque ligero sin placa identificativa, una pistola de aire comprimido, numerosas herramientas y objetos relacionados con el sector agrícola-ganadero, que podían ser “susceptible de haber sido objeto de robo al no acreditar su legal procedencia”.

En cuanto al registro llevado a cabo en la parcela de Casar de Cáceres, fueron hallados e intervenidos seis perros de la raza galgo, una motosierra y un martillo-percutor, también supuestamente todo ello sustraído.

Ante estas “evidencias”, la Guardia Civil detuvo a tres vecinos de Cáceres como supuestos autores de tres delitos de robo con fuerza en las cosas, dos delitos de hurto y un delito de pertenencia a organización criminal.

En estos momentos, la Guardia Civil considera “desarticulada la organización criminal en la provincia de Cáceres” debido al “mercadeo ilícito de perros de caza de la raza galgo, aunque advierte que la investigación continua abierta ya que “se sospecha pudiera tener ramificaciones a nivel nacional”.

Y es que, del resultado de las pesquisas se ha podido comprobar que “algunos de los canes sustraídos proceden de diferentes ciudades españolas”, como Murcia, León o Toledo, lo que confirmaría que “el mercadeo que realizaba la organización era a nivel nacional”.

Incluso se ha dado la circunstancia de que uno de los animales localizados, concretamente el procedente de Murcia, fue campeón provincial de morfología en el año 2016, teniendo gran valor económico.

Explica la Guardia Civil que todos los canes aprehendidos, han sido depositados en la perrera de Cáceres “a la espera de ser entregados a sus legítimos propietarios”, mientras que los tres detenidos, tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción nº. 5 de Cáceres, han quedado en libertad con cargos.

Noticia publicada por Hoy.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here