Estos cazadores no olvidarán el día en el que una enorme pelota de ciervos decidió cruzar justo por su postura. Las imágenes son espectaculares.

Por Carlos Vignau

ciervos corriendo

Hay algunos que tienen a la fortuna de su lado y otros que vamos comprando balas a medida que van caducando en el fondo del morral. Estos cazadores, protagonistas del vídeo, estarían en el primer grupo. La suerte les sonríe, no cabe duda de ello.

En las imágenes vemos un puesto de montería en una soleada mañana. El tiradero es muy abierto, propicio para que alguna res decida cortar por él. Y cuando digo alguna res me refiero a todos los venados de la provincia.

Una enorme pelota con decenas y decenas de cabezas entra en acción. El grupo de ciervos corriendo parece un bando de estorninos, perfectamente sincronizados. La verdad es que las imágenes son preciosas.

Un enorme pelotón de ciervos corriendo

La enorme manda de ciervos se divide y mientras un grupo se frena antes de cruzar, el otro corta por un camino, ayudando al cazador a la hora del disparo.

En el vídeo se escucha al acompañante decir a qué venado hay que disparar pero la verdad es que el lance es tremendamente complicado. Localizar a un buen macho dentro de una pelota de ciervos corriendo es una misión imposible, como buscar una aguja en un pajar.

Sin embargo, en el vídeo podemos ver cómo el cazador es capaz de tumbar a un venado, aprovechando el momento en el que el grupo se estira. Nuestra más sincera enhorabuena.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.