Cuerna
REPORTAJE GRÁFICO: L. CH.

La Guardia Civil y la Policía Nacional detienen a cuatro personas que intentaban introducir las piezas, valoradas en 20.000 euros, en el mercado asiático. La operación permanece abierta.


22 de Enero de 2018

Accedían a casas de campo o naves industriales de varias localidades de la provincia y se llevaban los trofeos de caza con el objetivo de robar las cuernas y, posteriormente, intentar introducirlas en el mercado asiático. La razón no es que otra que el hecho de que en la medicina oriental se suelen utilizar los componentes que se obtienen de las cuernas tras su ralladura para realzar el rendimiento de los atletas, así como en tratamientos estimulantes sexuales.

Por el momento, la Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado una organización delictiva al arrestar a cuatro personas de entre 21 y 27 años dedicadas a estas actividades ilícitas. Ambos cuerpos, junto al subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado, presentaron ayer en Córdoba la operación Fidélitas, que permanece abierta, y gracias a la que se han recuperado medio millar de kilos de cuerna de venado -de unos 300 animales- y una escopeta de caza. De todas estas piezas, hasta 50 pares fueron robadas de una nave ubicada en la barriada periférica de Villarrubia, en la capital cordobesa. Las cabezas disecadas de una cebra, un corzo, la piel de una jirafa, un muflón, los colmillos de un facóquero -miembro de la familia de los jabalíes salvajes que vive en África- y un impala -antílope de estatura media- son otras de las piezas recuperadas por los agentes en el desarrollo de la operación, que comenzó el pasado mes de noviembre tras una denuncia que alertaba del robo de piezas de caza en explotaciones agrícolas y ganaderas.

Los arrestados tienen entre 21 y 27 años y también robaron una escopeta de caza.

El jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, Juan Carretero, explicó que este tipo de actos constituyen “una nueva modalidad criminal” y que el objetivo ahora es “poder asignar las cuernas a sus legítimos propietarios”. Detalló que las cuernas habían sido cortadas y separadas de los cráneos de animales ya disecados y que estaban camufladas entre otros 7.000 kilos de cuernas procedentes de desmogue para su exportación a países asiáticos. El valor de las piezas recuperadas, continuó, asciende a 20.000 euros. Los trofeos están expuestos en el cuartel de la Guardia Civil en Córdoba con el objetivo de “poder asignar las cuernas a sus legítimos propietarios”, destacó Carretero, quien subrayó la importancia de la colaboración entre los cuerpos de la Policía Nacional y del Instituto Armado durante el desarrollo de la citada operación. Es más, llegó a asegurar que cuando trabajan juntos “no hay modalidad criminal que se nos resista”. Detalló también que en el mercado “hay partidas que ya han salido” y aseguró que el precio de estas piezas es de unos 40 euros el kilo. Carretero anotó que normalmente este tipo de piezas “se venden en palés verticales de unos 7.000 kilos”.

En esta misma línea, el comisario jefe provincial de la Policía Nacional, Jesús Gómez, indicó que la operación se ha desarrollado en la capital de Córdoba, además de en algunos municipios de la provincia y también en la de Jaén. Gómez subrayó la importancia que ha representado para los propietarios recuperar estas piezas de caza porque hay cuernas de finales de la década del pasado siglo fruto de monterías en la que participaron los dueños.

Entra todas estas víctimas se encuentran los hermanos Ángel y Manuel Cabello, que acudieron a las instalaciones del Instituto Armado para recuperar sus piezas. “Nos robaron en el salón y nos destrozaron la vida”, sentenció Ángel, quien detalló que en el robo los autores de este delito se llevaron “unas 120 cabezas de venados que teníamos desde 1898 o 1990”. Tras la actuación de la Guardia Civil, continuó, “nos han devuelto la vida porque esto tiene un gran valor sentimental”.

El subdelegado del Gobierno, por otra parte, aprovechó la comparecencia ante los medios de comunicación para recordar que la rebusca de la aceituna “no está autorizada” y que tampoco está “regulada”, y señaló que la Guardia Civil “trabaja para que esta campaña sea tan segura como la del año pasado”.

Noticia publicada en eldiariodecordoba.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here