De caza con Pedro Ampuero: rebecos en el Pirinieo francés

caza

El conocido cazador español viajó hasta las laderas francesas de Los Pirineos para intentar dar caza a un rebeco en un entorno incomparable.

Pedro Ampuero es de esos cazadores que generan expectación y muchos de nosotros esperamos con ganas cada uno de sus impactantes vídeos. Imágenes de gran calidad, espiritú de superación y mucha mucha caza son algunas de las cosas que siempre puedes encontrar en sus producciones.

En este caso, el cazador español se trasladó a la parte francesa de Los Pirineos para intentar dar caza a un rebeco. Además, para la ocasión decidió llevar todo el equipo necesario para un fin de semana en un mochila para así poder aprovechar el tiempo al máximo.

Tal y como Pedro explica en la descripción de su vídeo: «para aprovechar al máximo los cortos días de invierno, decidimos hacer una cacería con mochila de rebecos o isards como se les llama típicamente en los Pirineos. Esta vez cazamos en el lado francés y experimentamos una verdadera cacería de montaña de uno de los animales más hermosos que se pueden perseguir.»

Una verdadera joya de vídeo que puedes disfrutar a continuación:

EL consejo de Ampuero: conoce la montaña si quieres salir de caza en ella

En este tipo de cacerías lo habitual es ir acompañado de personas que se han criado en esas montañas y que viven en ellas todos los días del año. Por tanto, su habilidad para moverse con destreza por estos territorios es infinitamente superior a la nuestra. Aunque el guía local se sienta cómodo, si nosotros no lo estamos lo más inteligente es dar la vuelta y buscar un paso alternativo.

Es muy importante saber decir no. Ninguna cabra es más importante que volver a casa con nuestra familia, y tampoco tenemos nada que demostrar a nadie. En el caso de no encontrar otro camino habrá que dejar el rececho para otro día o cambiar de valle.

No sobrepases tus límites

Es importante conocer cuál es nuestro nivel de tolerancia del riesgo que conlleva siempre cazar en la alta montaña para así movernos en un rango en el que nos sintamos cómodos. Es positivo que sintamos respeto o incluso miedo, pues eso hará que nos concentremos aún más en nuestra tarea, pero si la situación supera nuestros límites podemos llegar a pasarlo realmente mal, y no lo olvidemos: hemos ido a disfrutar

Progresa adecuadamente en cada cacería

Cada cordillera ofrece un nivel de dificultad distinto, y debemos ir creciendo en la caza de alta montaña de forma progresiva e ir afrontando nuevos retos. En Pirineos podemos encontrarnos con un paso complicado cada jornada de caza; en el Cáucaso, tres, cuatro… o más.

Con la experiencia iremos aprendiendo a movernos mejor por terrenos complicados, pero el saber no ocupa lugar y apuntarnos a un curso de montañismo puede resultar muy útil y de gran ayuda para resolver situaciones complicadas… pero en ningún caso para cazar en lugares muy complejos: si estás pensando en hacerlo en una zona que requiere aplicar técnicas de montañismo –como cuerdas, seguros…– te estás pasando de la raya.

Aquí puedes ver un vídeo sobre una cacería de montaña en los Alpes austriacos, donde se pone en práctica todo lo antes mencionado: