¿Cuánto tengo que adelantar el tiro si cazo palomas? Este vídeo resuelve todas tus dudas

palomas

Gracias a la utilización de una cámara deportiva alojada en el cañón de su arma, el cazador puede conocer el lugar exacto donde apuntaba a la paloma antes de disparar.

Este puede ser uno de los principales problemas para alguien que se encuentra en un puesto de palomas y la pesadilla de todo cazador con escopeta: dejar los tiros traseros.

Es una sensación horrible porque mientras tu crees que estás disparando bien, en el momento oportuno, eres incapaz de bajar alguna de las palomas que sobrevuelan por tu cabeza. Fallo tras fallo, la inseguridad crece y es muy difícil volver a entrar en tiro.

Como verás en el siguiente vídeo, existe un método que te ayuda a repasar en tu casa cada uno de los disparos efectuados y comprobar dónde estaba el fallo para que lo puedas corregir en la siguiente salida al campo.

Gracias a una cámara deportiva llamada Shotkam, descubrirás dónde se encontraba apuntando tu cañón en relación a las palomas, justo en el momento de apretar el gatillo.

Disfruta del vídeo:

Mejora tu tiro a las palomas

Muchos guardan su escopeta el día que se cierra la temporada y no vuelven a disparar hasta la apertura de la veda. Los veteranos con miles de tiros quizá se lo pueden permitir, pero si no tienes mucha soltura con las armas puedes practicar con unas tiradas de recorrido de caza o compak sporting, modalidades en las que los platos simulan el vuelo de nuestras piezas… e incluso la carrera de un conejo.

En la primera nos encontramos con varios puestos de tiro –no suele haber menos de cinco– en los que varias máquinas –de tres a seis– lanzan los platos de muy distintas maneras: de cara, laterales por encima o por debajo de ti, desde tu espalda, rodando… Múltiples variedades de vuelo con que las piezas te pueden sorprender durante tus jornadas.

Al finalizar la serie pasas a otro puesto en el que los lanzamientos son distintos. En el compak sporting tirarás en una cancha similar a la de plato ‘normal’ o foso. Eres tú quien variará la posición de tiro, pero las máquinas serán siempre las mismas, cambiando, eso sí, el orden de lanzamiento.

Si fallas palomas o platos, no te desesperes…

Hasta los mejores escribanos echan un borrón y las primeras veces cuesta un poco acertar con el objetivo. Aunque seas un cazador experimentado, el tiro –tanto en recorrido como en compak sporting– es una buena forma de entrenamiento. A pesar de que los platos simulen el comportamiento de nuestras piezas, no es exactamente igual que en la caza.

El vuelo de los platos siempre es más estable, recto y previsible, que el de cualquier pieza por lo que los adelantamientos no serán los mismos. Las primeras veces puede que te cueste romperlos, pero eso seguro que también te pasó con tus primeras palomas. Poco a poco le irás cogiendo el ‘truco’ y mejorarás rápidamente.

Incluso puede ser que cojas afición y termines por tener un alto porcentaje de acierto con los platos… y que cazando cometas fallos que antes no cometías. Si quieres mejorar tu tiro, el plato es para volver a coger sensaciones con la escopeta y aprender a correr la mano sin miedo, coger rapidez de tiro y a apuntar con distintos adelantamientos, pero una cosa es tirar sobre platos y otra sobre caza.

Se pueden llegar a parecer, pero los tiros y adelantamientos son distintos. Cada pieza tiene un vuelo distinto, en función de la época del año, el clima del día o las veces que hayan sido levantadas mientras que el de los platos siempre es el mismo. No lo olvides nunca.