Cotos
EL DÍA

La Federación augura una campaña con “mejores perspectivas” que la anterior. Los aficionados valoran que la Junta de Andalucía ha atendido el 85% de sus demandas.


4 de Septiembre de 2017

Los más de 1.400 cotos de caza de la provincia de Córdoba deberán adaptar sus planes técnicos al nuevo reglamento cinegético aprobado el pasado 4 de agosto por la Junta, un documento que “aclarará muchas situaciones y pondrá orden” en el sector, según valoró ayer el delegado en Córdoba de la Federación Andaluza de Caza, Francisco Javier Cano. Para difundir las novedades de este documento, que ha tardado cinco años en salir adelante, el colectivo ha organizado dos jornadas informativas el próximo 5 de septiembre en Monturque y Espiel, encuentros a los que asistirán técnicos de la Federación para responder a todas las dudas de los aficionados.

Cano valoró que la Administración autonómica ha tenido en cuenta el 85% de las demandas del sector, aunque “quedan en el aire” reivindicaciones como la licencia única para toda España, que tendrá que esperar. Como aspecto más positivo, el portavoz de la Federación destacó que el reglamento “mejora” la comunicación entre la administración y los aficionados, pues el papeleo se gestionará a partir de ahora por vía telemática.

El nuevo Reglamento de la Caza en Andalucía, ya en vigor, sustituye al que se encontraba vigente desde 2005; fue aprobado el 25 de julio en el Consejo de Gobierno y establece las bases para el aprovechamiento sostenible de los hábitats y recursos cinegéticos, introduce medidas de agilización administrativa y da respuesta a las demandas de esta actividad. Actualmente, según los datos de la Federación, la caza suma más de 31.000 licencias en la provincia y 250.000 en el conjunto de la comunidad, proporciona 47.700 jornales al año y tiene un movimiento económico valorado en unos 71,65 millones de euros anuales, sin contar con los beneficios indirectos.

Según la Junta de Andalucía, el reglamento se adapta a los últimos cambios en la legislación europea, profundizando en el fomento de una caza “responsable, sostenible y compatible” con los nuevos y crecientes usos del medio natural andaluz. Como principal medida de simplificación de trámites, se introduce la corresponsabilidad de los titulares y gestores cinegéticos a través de un régimen de declaraciones responsables en procedimientos como la constitución de los cotos, los cambios de titularidad de los mismos y las monterías, ganchos y batidas. Una comunicación previa, con 15 días de antelación y verificable a través de inspecciones posteriores, sustituirá a las anteriores autorizaciones administrativas más farragosas.

Respecto a los planes técnicos de caza, podrán ahora renovarse y adaptarse en lugar de elaborar otros nuevos tras su periodo de desarrollo. Esta vigencia se amplía de cuatro a cinco años, recordó Cano. Asimismo, la presentación de los documentos deberá realizarse exclusivamente por vía telemática. Entre otros aspectos, los planes técnicos incluyen medidas relativas a repoblaciones de especies, capturas en vivo, sueltas y control de daños.

Desde el pasado domingo 20 de agosto, el sector se encuentra inmerso en la media veda, con permiso para la caza de la tórtola, la codorniz y la paloma y, desde el 13 de agosto, está autorizada la caza del conejo. Cano recordó que en la presente campaña se ha establecido un cupo de cinco tórtolas y de diez codornices, mientras que en la pasada campaña se permitía abatir 15 ejemplares en conjunto, sin distinguir especies. La media veda se cierra el 17 de septiembre, el 8 de octubre arranca la temporada de caza menor y el 14 de octubre, por último, la caza mayor. Cano avanzó una campaña con “mejores perspectivas” que en la anterior en lo referente a la perdiz y la liebre, mientras que en la caza mayor “apenas se producen altibajos”.

Noticia publicada en eldiariodecordoba.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here