Colectivos
shutterstock.com

El objetivo es controlar las poblaciones de este mamífero, «cuya expansión no solo produce daños en los cultivos agrícolas, sino que también afecta negativamente a otras especies de fauna silvestre como el conejo y la perdiz, además de provocar accidentes de tráfico».


29 de Marzo de 2017

La Consejería de Agricultura va a incentivar la caza del jabalí mediante la bonificación de la tasa por aguardos y esperas, con el objetivo de controlar las poblaciones de este mamífero, «cuya expansión no solo produce daños en los cultivos agrícolas, sino que también afecta negativamente a otras especies de fauna silvestre como el conejo y la perdiz, además de provocar accidentes de tráfico». Así se contempla en la nota sobre la orden que regula los períodos hábiles de caza, de la que se informó ayer al Consejo Asesor Regional de Caza y Pesca Fluvial.

Algo similar ocurrirá con la cabra montés y el ciervo, que se podrán cazar con permisos extraordinarios en cotos de 250 hectáreas en las zonas donde existan daños a la agricultura (hasta la temporada anterior se hacía en los de más de 500 hectáreas).

Al contrario, se reduce la caza de la codorniz a cuatro domingos, frente a las doce jornadas de temporadas anteriores, con el fin de recuperar las poblaciones de esa especie, y se ha eliminado la corneja y la grajilla de la lista de especies cazables.

La orden establece que los aguardos del jabalí comenzarán el 13 de mayo, y llegarán hasta el 18 de febrero de 2018. La media veda se extenderá del 17 de agosto al 10 de septiembre. La veda general se abrirá el 12 de octubre y estará vigente hasta el 7 de enero de 2018, exactamente igual que la temporada de caza mayor.

Además se permitirá la caza del conejo en la modalidad de descaste del 11 de junio al 3 de septiembre. La caza con reclamo macho irá del 17 de enero al 20 de febrero de 2018 en la zona baja y hasta el 5 de marzo en la alta.

Noticia publicada en laverdad.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here