Jabalí
Shutterstock

La administración regional no tiene responsabilidad patrimonial alguna en el percance sufrido por un conductor que chocó contra un jabalí cuando transitaba por una carretera de Abanilla porque el animal no procedía de ningún coto y no había obligación de tener esa vía vallada.


20 de Marzo de 2018

Así se recoge en el informe emitido por el Consejo Jurídico de la Región de Murcia (CJRM) a instancias de la Consejería de Presidencia y Fomento del Gobierno murciano, que coincide con las conclusiones a las que llegó el instructor del expediente que fue incoado tras la reclamación presentada por el conductor accidentado.

En la misma se indicó que el choque se produjo el 18 de septiembre de 2015, cuando el jabalí invadió de forma súbita la calzada, sin que pudiera evitarlo.

Por ello reclamó una indemnización de 465 euros, importe de la factura que abonó por los desperfectos sufridos por el turismo que conducía.

Dice este órgano consultivo que la carretera Santomera-Abanilla, en la que se produjo el percance, es convencional, por lo que no existe la obligación de vallado ni de limitación de accesos a las propiedades colindantes con ella, ya que ninguna normal técnica o legal impone esa exigencia.

Y añade que la administración tampoco estaba obligada a fijar señales que advirtieran de un posible peligro de invasión de animales sueltos, ya que no existían precedentes de que eso mismo hubiera ocurrido antes.

Tampoco se acreditó que el jabalí pudiera proceder de ningún coto, ya que, antes el contrario, salió desde un polígono industrial.

El dictamen concluye que, en consecuencia, no existe la relación de causalidad precisa entre el daño por el que se reclama y el anormal funcionamiento del servicio público para que surja la responsabilidad patrimonial.

Noticia publicada en abc.es

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here