Controla el viento y los lugares de suelta, cierra la zona en el orden adecuado y, lo más importante, vela en todo momento por la seguridad. Si tienes en cuenta estos factores, el día de caza en montería será inolvidable.

Por Carlos Vignau

cazar montería

Elige bien el lugar de las sueltas

Los perros son los protagonistas de la montería, y dónde soltarlos es uno de los factores que determinarán el éxito o el fracaso del día de caza. Debes controlar las zonas de encame, la posición de los puestos cercanos y también el tipo de canes empleados por los perreros.

Además, puedes hacer una suelta en una única ubicación si el viento es constante o rodear la mancha con varias sueltas en caso contrario. La clásica, utilizada en todo Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León, es la llamada ‘al choque’: consiste en soltar en los extremos de la mancha al mismo tiempo con el objetivo de que se encuentren en el centro del mapa. Una vez choquen, dan marcha atrás y vuelven sobre sus pasos.

Cierra bien la cuerda

Es la zona más elevada de la mancha y normalmente coincide con los pasos de huida de los cochinos y venados. Esta circunstancia nos obliga a montarla rápidamente y en absoluto silencio.

De esta manera, cuando las zonas de encames se llenen del ruido de coches, portazos y gente caminando hacia sus posturas ya tendremos cubierta la zona de escape. Normalmente es la zona con el terreno más abrupto y puede que se tarde su tiempo en colocar a todo el mundo. Hazlo con margen suficiente para que no te pille el toro.

cazar montería
Habitualmente, los puestos de la cuerda son los que más tardan en colocarse. /CV

Termina de armar la montería por el sopié

Esta es la zona más baja de la mancha y normalmente la que presenta una orografía más suave. Si te encuentras en Extremadura o en Castilla-La Mancha seguramente se trate de una dehesa de encinas o incluso alcornoques. Debes colocarla prácticamente a la vez que la cuerda de manera que selles completamente la zona a batir.

Así, cualquier animal que decida levantarse de su encame no saldrá de la mancha sin ser disparado. Si el terreno es muy abierto no coloques muchos puestos en las armadas del sopié. Asegúrate de que la seguridad sea total, pero deja el espacio suficiente para que puedan tirar sin molestarse ni cortar las carreras de las reses.

cazar montería
Cuando montes las armadas recuerda que lo más importante es la seguridad. / CV

Los últimos puestos deben ser los de traviesa

Puedes colocar sólo una o, si tienes hectáreas de monte suficiente, hasta dos o tres. Son el corazón de la mancha. Antes eran puestos naturales, de balcón, en los barrancos que serpenteaban por la mitad del monte, pero ahora es más habitual encontrarnos con cortaderos artificiales. Aquí es fundamental la seguridad.

Asegúrate de que los puestos están bien colocados y no presentan ningún peligro con sus vecinos. Si puedes, coloca con un tractor un montón de tierra a cada lado de tal manera que el montero tenga delimitada su zona de tiro y pueda enterrar la bala. Además, habla con los titulares en el sorteo y recuérdales que se cambien de lado al paso de las rehalas si así lo aconseja la mancha. Si uno no cumple esta norma directamente se queda en la línea de disparo de los vecinos.

Si lo haces todo bien seguro que consigues un día de caza en montería con lances tan espectaculares como estos:

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.