Cinco cosas que pueden hacer los cazadores por las perdices de su coto

perdices

Muchos se muestran pesimistas ante nuestra escasa capacidad de cambiar las cosas pero, ¿está todo perdido? En tu mano está la decisión de actuar para mejorar el hábitat de las perdices.

Por Fundación Artemisan

perdices

En la primavera de 2019 la Federación Andaluza de Caza (FAC) y Fundación Artemisan recibimos la llamada de la Sociedad de Cazadores de Crestagallo (Málaga) para ayudarles a frenar las labores de desbroce de cunetas en una parte del coto en la que podrían estar criando perdices y otros animales.  La FAC solicitó su paralización. Es un ejemplo, uno más, del compromiso de los cazadores para cambiar prácticas y manejos que son perjudiciales para muchas especies, cinegéticas o no.

Protege los linderos y pastos naturales de tu coto

Son un auténtico tesoro. Cuídalos, la vida de muchas especies les va en ello. Son sinónimo de refugio y fuente de insectos, así que asegúrate que las labores agrícolas no les toquen ni permitas que se pastoree en primavera y principios de verano. En algunos cotos incluso colocan un vallado temporal, a modo de pastor eléctrico, para mayor seguridad. ¿Por qué no?

Incrementa la superficie de los linderos y lugares de cría de las perdices

Realiza pequeñas tiras de siembra mezcla de gramíneas y leguminosas en perdidos que no estén dentro de la PAC. Otra opción es comprar siembras dañadas por conejos u otras especies cuya cosecha no sea rentable a condición de no tocarlas hasta que finalice el verano.

Construye refugios

Levantar pequeños chozos con restos de poda imitando la forma de una tienda india es una solución muy socorrida en lugares donde las perdices y otra fauna no encuentran suficiente refugio. Recuerda que no deben de ser muy densos para que los animales puedan entrar en ellos y fijarlos bien al suelo para que no se los lleve el viento.

Cuida los lugares de alimento de las perdices

Rematas, arbustos de bajo porte, plantas aromáticas… son elementos muy valiosos para las especies de menor al proporcionarles refugio y albergar, habitualmente, pasto de calidad. Además, algunos gestores con experiencia aseguran que las plantas aromáticas ‘camuflan’ los rastros de perdices y otras aves en los momentos de puesta e incubación, protegiéndose mejor frente a los depredadores terrestres. Cuidar y potenciar estas plantas debe ser una prioridad.

Limpia el monte cerrado

La última medida tiene que ver con otro caballo de batalla de muchos cotos que, por desgracia, no es siempre fácil de solucionar. Hay recursos y facilidades para desbrozar cunetas y linderos, pero en ocasiones es casi imposible acometer una limpieza de monte para clarear y, así, reducir el refugio para especies como el jabalí y zorro e incrementar las zonas de alimentación para otras. En este caso, te animamos a apostar fuerte por esta tarea en aquellos lugares que estén muy cerrados… y a no desfallecer hasta conseguir los permisos necesarios.