Cinco cimbeles para cazar palomas torcaces este verano

palomas

¿Cuántos tipos hay y cómo debo colocarlos? Hay muchas ‘palomas’ y todas funcionan si sabes qué lugar deben ocupar en la tirada.

Por Jaime Cuesta (Cacerías Cuesta & Toledano)

palomas
La importancia de los cimbeles es total en las tiradas de palomas torcaces. / Foto: Ángel Vidal

El pichón 3D

Es uno de los mas usados por su ‘antigüedad’ y durabilidad. Imita la figura de una paloma en tres dimensiones en una posición natural. No tienes que preocuparte por cómo colocarlos o por la dirección del viento: funciona por cantidad, es decir, cuantos más señuelos coloques mejor funcionará el engaño y más opciones tendrás de atraer los bandos hacia tu postura. Aunque resulta útil con las torcaces, suelen ser las palomas zuritas las más interesadas en este tipo de figuras. Es efectivo en cualquier época del año pero es un clásico en las tiradas veraniegas de media veda… si tu comunidad permite el uso de reclamos. 

Cuesta 3,49 en Decathlon.

Pichón en terciopelo

De reciente aparición en el mercado, su uso es prácticamente igual que los de tipo 3D y hueco pero con un mejor acabado, una imagen mucho más realista que aumenta su efectividad. Debemos colocarlo igual que el cimbel anterior y podemos utilizarlo en cualquier circunstancia, pero es en las cacerías invernales en dehesas de encinas donde mejor ‘se desenvuelve’: en este caso lo situaremos en las copas de los árboles cercanas al puesto, bien visibles y, si es posible, junto con cimbel vivo con careta o pértiga. Si cargas una chaparra con cinco o seis ‘ejemplares’ de este engaño el éxito estará garantizado. 

Cuesta 5,99 euros en Decathlon.

La paloma planeadora

Su funcionamiento es sencillo: simular el vuelo de una paloma torcaz, ya sea posándose en un árbol o sobre una extensión de terreno donde haya comida. Debes colocarlo en una rama de encina próxima a una zona querenciosa o sobre una varilla delgada clavada en una siembra o rastrojo. Tirando suavemente de un cordel muy fino, de pesca, que va desde el mecanismo de acción de la paloma hasta tu postura, podrás hacer que aletee para llamar la atención de los bandos. Es el complemento perfecto para los cimbeles vivos o artificiales de tierra, pero no es aconsejable colocar más de uno. Sus resultados durante la media veda son satisfactorios, pero es en el periodo de la montanera y entre las encinas cuajadas de bellotas cuando su efectividad es más alta.

Cuesta 9,99 en Decathlon.

El pichón hueco

Se trata de uno de los engaños más populares de la historia. Son siluetas huecas que simulan una paloma torcaz alimentándose del suelo, ya sea en una siembra, rastrojo o barbecho. Su ligereza y su capacidad para apilarse unos con otros lo han convertido en uno de los preferidos los cazadores, ya que se guardan prácticamente en cualquier sitio. La instalación es sencilla: sólo has de colocar una varilla por debajo del cimbel, en el orificio que incorpora a tal efecto, y clavarlo en el suelo. Con este cimbel deberás de tener especial cuidado con el viento, ya que has de colocarlo siempre con el en el pico de tal manera que la brisa haga cimbrear el señuelo de arriba abajo y los bandos de torcaces crean que se trata de un grupo de congéneres picando grano en una siembra.

Cuesta 2,99 euros en Decathlon.

Batiendo las alas

Hace unos años el uso de estos cimbeles dependía de la presencia del viento, que era el responsable de que sus alas, con forma de molinillo, girasen sobre sí mismas. Hoy este problema ha sido resuelto de manera muy sencilla: incorporándole una batería que nos permite olvidarnos de la dependencia de Éolo. Así, el movimiento de sus alas ahora se produce mecánicamente, y por su gran semejanza natural con el aleteo de las palomas su efectividad es muy alta. Podrás recurrir a él en cualquier época del año, y en cuanto a su colocación sólo debes tener en cuenta que ha de estar acompañado por varios cimbeles de tierra para conseguir una puesta en escena lo más realista posible.

Cuesta 54,99 euros en Decathlon.