Cinco ciervos burlan a un grupo de perros de caza tras meterse en una charca

ciervo perros
Instantes de la huida de los ciervos

Los animales, al verse perseguidos, aprovecharon una charca para meterse y esperar el mejor momento para escapar. El miedo de los perros al agua fue la clave.


Redacción Cosas de Caza y Pesca

En la caza, a veces ocurren situaciones inesperadas. En este caso, un grupo de cinco ciervos aprovechó el miedo de los perros que los perseguían al agua para realizar una huida estratégica. Las imágenes han sido captadas desde el móvil de un cazador y se han sido compartidas por centenares de personas en redes sociales.

Los animales sabían que, estando dentro del agua, los perros no podían hacer nada. El cazador, montado a caballo, se acerca para grabar la escena. En ese momento, uno de los machos ve una oportunidad y arranca a toda velocidad hacia el bosque. Esto hace que el resto de la manada le siga. La rehala emprende de nuevo la persecución y el cazador deja de grabar.

En Francia está extendida esta modalidad de caza. Es una especie de montería en la que los encargados de los perros baten el terreno a caballo. De esta manera, los jinetes dirigen las jaurías, que son las que llevan a cabo la acción venatoria.

Una modalidad muy antigua

Es una modalidad muy antigua, y ha cambiado poco. Hay pinturas del siglo XV representando este tipo de cacerías. Las especies cazadas siempre han sido venados, jabalíes y zorros.

El hombre es el encargado se supervisar a los perros, con la ayuda del caballo, pero no puede sustituirlos. Por esta razón, esta modalidad deja que los perros desarrollen el lance. Al igual que ocurre con la cetrería o la caza con hurones.

Existen variantes de la Vénerie que se practican en otros países de Europa, como Irlanda o Italia. También en Estados Unidos, Canadá o Nueva Zelanda.