Este ciervo se lleva el susto de su vida tras toparse con un cazador a un metro

ciervo

Este descomunal ciervo jamás se habría imaginado encontrarse con un hombre escondido entre la vegetación durante uno de sus paseos.

El sigilio es una de las cualidades imprescindible que todo cazador completo debe tener. Acechar y acercarse lo máximo posible a un ciervo o un jabalí requiera de paciencia, pericia y, por qué no decirlo, algo de suerte.

En el siguiente vídeo puedes ver a un cazador que en esta ocasión cambió el rifle por la cámara y lo que filmó no tiene desperdicio. Se encontraba en el límite de una plantación y por la linde vio a un descomunal ciervo americano o elk caminando tranquilamente. El ciervo se acercaba cada vez más, ajeno a la presencia del hombre.

Este, escondido entre la vegetación más alta, grababa la escena hasta que a menos de un metro, el majestuoso ciervo descubre al intruso y pega un brinco para huir del lugar.

Toda una suerte poder grabar una escena así con un ciervo tan grande como protagonista. Seguro que si lleva el rifle no le sucede…

Un corzo se acerca hasta los pies de un cazador

¿Recuerdas aquel refrán que decía que la curiosidad mató al gato? Pues a este joven ejemplar de corzo macho está a punto de sucederle lo mismo. Aunque más que la curiosidad, su problema es la ceguera.

En las imágenes ves como un cazador, apostado en el borde de un monte con un rastrojo está filmando a un corzo. Este no para de acercarse y la distancia cada vez es menor pero el animal sigue sin descubrir al sigiloso cazador.

Cuando está a tan sólo un metro de sus botas, algo le llama la atención y frena su carrera para inmediatamente después salir a la carrera con el ritmo cardiaco por las nubes… Seguro que esto no pasa cuando el corzo es algo más grande.

Este es el divertido vídeo: